Una buena salud bucodental, clave contra el coronavirus

No se puede hablar de actualidad si no lo hacemos del COVID-19. Sería una necedad absoluta no hablar de este problema y tratar de que pasara desapercibido cuando ha acabado con la vida de muchas personas a lo largo y ancho de todo nuestro planeta. Desde luego, es conveniente que aceptemos la nueva realidad en la que nos movemos para dar paso así a posibles soluciones que nos puedan ser de mucha utilidad para tratar de vencer a la pandemia. Reconocer el problema es siempre el primer paso para intentar solucionarlo. De eso no cabe la menor duda.

Durante las últimas semanas y meses, estamos escuchando muchas opiniones de supuestos expertos en la materia. Parece ser que en España ahora hay millones de epidemiólogos que sabían cómo prevenir la pandemia y que ahora tienen la solución para un pronto regreso a la normalidad. Pero lo que no podemos obviar es el hecho de que son los verdaderos profesionales, aquellos que cuentan con el prestigio del mundo de la ciencia y los que, por supuesto, están graduados en alguna de esas ciencias, los que deben tener la voz cantante en una situación como la que nos ha tocado vivir.

La boca o la nariz son las partes de nuestro cuerpo que más estamos protegiendo en estos momentos. Es una decisión acertada, qué duda cabe. En lo que tiene que ver con la primera de ellas, la boca, es indispensable que cuidemos especialmente de su salud. Y es que la salud bucodental es la mejor aliada para prevenir la llegada de una amenaza tan potente como la del coronavirus hasta el interior de nuestros cuerpos. Es algo que se ha encargado de publicar el portal web de la SEPA, la Sociedad Española de Odontología y Osteointegración.

Si no disponemos de una salud bucodental plena, las posibilidades de contraer el COVID-19 aumentan de una manera considerable. Es una cuestión de la que hemos sido informados gracias a los profesionales de una entidad como lo es la Clínica Dental Galván Lobo. Sus profesionales nos han comentado que, desde su punto de vista, todavía la población no ha adquirido esa consciencia acerca de la importancia de disponer de una boca sana en los tiempos que corren. Eso supone un problema y, por tanto, la comunidad dental ha de unirse para plantear estrategias conjuntas que hagan que, ahora más que nunca, la gente esté dispuesta a acudir a su dentista.

Y es que, en un momento como en el que nos encontramos, la salud dental puede implicar la diferencia entre permanecer ajenos a la pandemia o sufrir la peor de sus consecuencias en nuestro cuerpo. Y, si somos personas que, por algún motivo, seamos de riesgo, el peligro asciende de una manera realmente importante. Es precisamente por eso por lo que, desde el sector dental, se está planteando un impulso publicitario a todo lo que tiene que ver con la salud dental. Un impulso para que la gente comprenda lo importante que es la salud de nuestra boca en un periodo tan difícil.

Un termómetro para nuestra salud general

Una noticia que fue publicada en la página web EFE Salud informaba de que la salud dental funciona como un termómetro para nuestra salud en general. Si la dental es buena, entonces nuestra salud general también lo será. Pero si, por el lado contrario, nuestra salud dental presenta algún tipo de deficiencia, es probable que en algún otro campo de la salud tengamos algún problema aunque todavía no hayamos sido capaces de identificarlo. Es idóneo que, una vez sabido esto, nos pongamos las pilas en lo que tiene que ver con el cuidado de nuestros dientes.

Desde luego, sería una necedad negar el poco cuidado que hemos demostrado tener los españoles y las españolas con un asunto como el del cuidado de nuestra salud dental. Hemos sido de los peores países de Europa a este respecto y está claro que eso ha tenido una influencia pésima en lo que tiene que ver con la calidad de nuestros dientes. Por eso, es obvio que tenemos que poner toda la carne en el asador ahora más que nunca para prevenir no solo la llegada de enfermedades bucales, sino también para prevenir al mismísimo coronavirus.

No penséis que por no ser personas de riesgo estáis excluidos o excluidas de padecer el virus. Lo que quiere decir “persona sin riesgo” es que la posibilidad de morir a causa del virus es mínima, pero sigue siendo posible contraerlo, y por supuesto también propagarlo. La comunidad científica se está vaciando durante los últimos meses para que intentemos parar entre todos y todas a esta nueva amenaza con la que nos ha tocado lidiar. Hacer caso de sus recomendaciones es, desde luego, la mejor de las acciones que podemos llevar a cabo para conseguir la victoria.

Seguridad Laboral: Una obligación de todas las empresas

La seguridad laboral es un tema de gran importancia que concierne tanto a empresarios como a trabajadores. Disponer de los medios y equipamientos necesarios para realizar un trabajo de forma segura es un derecho del empleado y una responsabilidad por parte del empresario.

La aplicación de normativas de higiene y seguridad en el trabajo reducen sustancialmente los riesgos de sufrir accidentes laborales, reduciendo el número de muertes causadas por estos, además de evitar y minimizar en muchos casos contraer enfermedades profesionales, directamente relacionadas con el desarrollo de la actividad laboral.

Las condiciones de higiene y seguridad afectan a la salud de los trabajadores en cualquier ámbito de actividad, incluso las que puedan parecer más inocuas e inofensivas a simple vista. Por ello hay que adaptar las medidas de seguridad en el trabajo a cada sector productivo o de servicios, y contar con la participación activa de los trabajadores para crear climas y entornos laborales dignos y saludables.

Medidas generales de Higiene y Seguridad Laboral

El cumplimiento sin discusión de las normas de higiene y seguridad en el trabajo, previene y evita accidentes, malestar y enfermedades entre los trabajadores, y la irresponsabilidad de un solo empleado en éste sentido puede poner en peligro a toda la plantilla de una empresa. Por ello, compartimos una lista de las medidas mínimas generales que se debe cumplir en cualquier lugar de trabajo:

  • Mantener una conducta cívica al utilizar correctamente los aseos y vestuarios comunes, también es una de las normas de higiene en el trabajo más básicas que implica respeto hacia las instalaciones y los compañeros, y favorece un mejor clima y entendimiento.
  • Observar una correcta higiene personal y del vestuario, tanto si llevas uniforme, como si utilizas tu propia ropa, también está entre las pautas más básicas de higiene laboral.
  • Respetar de forma íntegra los períodos de baja médica para evitar recaídas, complicaciones mayores, o contagios.
  • Mantener limpieza y orden en el trabajo, y los equipos y herramientas confiados a tu cargo, avisando a tus superiores del deterioro cuando se detectan fallos por el desgaste natural, o averías. En caso de utilizar uniformes o vestuario específico, éste debe ser de tu talla, y llevarlo siempre en perfectas condiciones, evitando partes sueltas o colgantes que pueden provocar riesgo por atrapamiento.
  • Otra cuestión básica en higiene laboral es evitar comer y beber mientras estás realizando tareas y fuera de los tiempos de descanso, para evitar suciedad y distracciones que pueden acarrear peligro.
  • Evitar la agresividad y situaciones violentas con compañeros.
  • Evitar posturas viciadas en el puesto de trabajo para no favorecer problemas de espalda, dolores de cabeza, o mala circulación de la sangre, es una buena medida de higiene y seguridad en el trabajo.
  • Utilizar protección visual en pantallas de equipos informáticos, para evitar irritación ocular, desgaste de la vista y mareos.
  • Mantener una adecuada higiene de las manos para no trasmitir por contacto agentes contaminantes transportadas en las mismas, es una de las principales normas de higiene en el trabajo.
  • Una actitud responsable de cara a uno mismo y con respecto al conjunto de compañeros, que implican atención, lógica y sentido común, para conseguir la seguridad laboral.
  • Conocer unas pautas básicas ante situaciones de emergencia.
  • Evitar el consumo de tabaco, estupefacientes y alcohol en el horario laboral, y en las horas previas, son principios básicos para conseguir seguridad en el trabajo.

Tips para mejorar la seguridad laboral

Para poder aspirar a la mejor seguridad laboral en nuestras áreas, debemos conocer un poco la parte teórica de la misma, por lo que conversamos con los especialistas en previsión de accidentes laborales de Sermecon, quienes nos cuentan lo que debemos saber como empleados y lo que las empresas deben proporcionar para contar con un ambiente laboral seguro:

La empresa

La empresa debe responsabilizarse por establecer las medidas propias con respecto a la seguridad laboral, teniendo en cuenta su área de especialización, sin embargo, algunas medidas son universales, como las que compartimos a continuación:

  • Proporcionar orientación laboral y capacitación para el trabajo: Más de la mitad de los accidentes laborales ocurren dentro de los 6 primeros meses de trabajo. La formación de los trabajadores en salud y seguridad es esencial para certificar que alcancen los conocimientos adecuados a la hora de desempeñar su trabajo de una manera competente y segura.
  • Contar con el equipo de protección individual específico (EPI): Existe una normativa europea que establece las disposiciones mínimas de seguridad y de salud para la utilización en el trabajo -por parte de los empleados- de equipos de protección individual. El empresario tiene la obligación de proporcionar el equipamiento adecuado y de encargarse de que el trabajador reciba la formación requerida para el correcto uso de éste.
  • Supervisar las labores de los trabajadores: Una de las maneras más efectivas para garantizar la seguridad de los trabajadores es mediante la instrucción y supervisión de sus labores.  Disponer de un entorno sano y seguro donde trabajar es, una responsabilidad compartida entre el empresario y el trabajador que beneficia a ambas partes. La formación en seguridad es primordial para cambiar la tendencia de accidentes laborales que se ha ido registrando en los últimos años en nuestro país.

El empleado

Por el contrario, el empleado también tiene una responsabilidad que deben asumir, para asegurarse no solamente de cuidarse a sí mismo, sino también su lugar en la empresa:

  • Infórmate, entiende tus derechos y responsabilidades: En España existe una normativa de Seguridad y Salud Laboral que establece las normas que han de seguir los empresarios, así como una Ley de Prevención de Riesgos Laborales (LPRL). Esta ley tiene como objetivo el desarrollo de las actividades necesarias para conocer de forma anticipada los riesgos que pueden existir en cualquier puesto de trabajo. Parte de la idea de que, si la tarea está bien estudiada de antemano, sabiendo cómo hay que hacerla y qué medios hay que emplear, también se podrán prever los riesgos que puedan aparecer. Conocer los procedimientos de seguridad necesarios nos ayudará a trabajar en un entorno más seguro y saludable. Es muy importante estar informado de todos los cambios referentes a las regulaciones de seguridad y comprobar que sus políticas y procedimientos se actualicen y comuniquen correctamente a los empleados.
  • Identifica los riesgos que tiene tu puesto de trabajo: Un riesgo potencial puede ser desde una herramienta de uso diario que se encuentre en mal estado, hasta una parte de suelo mojado y resbaladizo no señalizado debidamente. Es importante identificar estos riesgos potenciales y saber cómo puedes comunicarlos. De la misma forma, confirma que conoces los procedimientos de reporte y comunicación ante posibles riesgos en el trabajo. Esto ayudará a identificar el problema y ponerlo en conocimiento del empresario, quien tiene como obligación solucionarlo y asegurar que el entorno de trabajo sea un lugar libre de peligros.

            La higiene y seguridad laboral son prioritarias para el funcionamiento positivo de una empresa, no solamente porque el no cumplir con estos, puede acarrear problemas legales, sino porque con una adecuada implementación de las normativas de seguridad, estamos protegiendo a todos los empleados y a nosotros mismos.

            Una empresa no se mantiene sin personas que cumplan todas las funciones, desde el presidente, hasta el personal de limpieza es importante para el funcionamiento positivo y eficiente, por lo que lo primordial es cuidar y proteger a todos los miembros de la plantilla.

El concepto de belleza en la sociedad actual

Siempre que se habla de medicina estética, se está hablando de mejorar el aspecto físico, la imagen personal, de aportar belleza a un cuerpo. Pero, ¿qué es la belleza?

El filósofo griego, Platón, discípulo de Sócrates y maestro de Aristóteles, describe así, su propio concepto de belleza:

“Recientemente, Hipias, alguien me llevó a una situación apurada en una conversación, al censurar yo unas cosas por feas y alabar otras por bellas, haciéndome esta pregunta de un modo insolente: «¿De dónde sabes tú, Sócrates, qué cosas son bellas y qué otras son feas? Vamos, ¿podrías tú decir qué es lo bello?» Yo, por mi ignorancia, quedé perplejo y no supe responderlo convenientemente. Al retirarme de la conversación estaba irritado conmigo mismo y me hacía reproches, y me prometí que, tan pronto como encontrara a alguno de vosotros, los que sois sabios, le escucharía, aprendería y me ejercitaría, e iría de nuevo al que me había hecho la pregunta para volver a empezar la discusión. En efecto, ahora, como dije, llegas con oportunidad. Explícame adecuadamente qué es lo bello en sí mismo y, al responderme, procura hablar con la máxima exactitud, no sea que, refutado por segunda vez, me exponga de nuevo a la risa. Sin duda, tú lo conoces claramente y éste es un conocimiento insignificante entre los muchos que tú tienes”. (Platón, Hipias Mayor)

Hipias, el sofista, por su parte, responde:

«Esto que me preguntas, la belleza, no es sino el oro… Pues todos lo sabemos, creo, dondequiera que se añada, incluso que aquello que parezca feo parecerá bello si está adornado con oro.»

¿Qué es la belleza hoy?

A lo largo de la historia de la humanidad se han venido dando diferentes conceptos de belleza, ¿Qué es para ti la belleza?

Según la RAE la belleza es una cualidad de una persona, animal o cosa capaz de provocar en quien los contempla o los escucha un placer sensorial, intelectual o espiritual. Persona, animal o cosa que destaca por esta cualidad.

Así, vemos, que lo bello, no hace referencia solo al aspecto externo, a lo material, a la apariencia. Sin embargo, en el siglo XXI, parece reducirse a lo puramente físico. Y queramos o no, vivir en sociedad significa adaptarse, o entrar por le aro, si se prefiere, pero lo cierto, es que para triunfar en la vida, o simplemente para vivir en condiciones, encontrar un buen trabajo o rodearse de gente influyente, la imagen es fundamental.

Por ejemplo, a la hora de pasar una entrevista de trabajo con éxito, es esencial una imagen impoluta. No importan tus habilidades y tus capacidades, tu formación o tu experiencia, si al entrevistador no le gusta tu aspecto. ¿Sabes que existe una tendencia a valorar las cualidades de las personas en función de su atractivo? Pues sí, se piensa que cuanto más guapa nos parezca una persona, más cualidades positivas le atribuimos. Esto es lo que se conoce como el “efecto halo” y es muy empleado en publicidad y marketing. Porque “la mujer del César no solo debe serlo, sino también parecerlo”, decía el emperador romano Julio César.

Pero hay algo cierto, algunas caras, por muy bonitas que sean, nunca llegan a gustar del todo. Porque la belleza, ha de ir acompañada de elegancia, inteligencia, personalidad, etc. Por otro lado, el concepto de belleza depende de ciertos cánones, de la época, cultura, país o sociedad.

El caso es que la belleza es muy importante en la sociedad actual y por eso, son cada vez más las personas que deciden hacerse un tratamiento de cirugía estética, ya sea con cirugía o sin ella. Ambas modalidades son totalmente seguras y muy eficaces, siempre y cuando sean realizadas por un/una profesional formado y especializado, aseguran desde el Centro de Medicina y Cirugía Estética de las Dra. Rosa Bonal. En sus centros de estética emplean las últimas tecnologías en Medicina y Cirugía Estética y cuenta con un equipo médico capaces de ofrecer los mejores resultados y una atención integral en medicina y cirugía estética. Disponen del sistema láser más avanzado, el Láser QX Más de Fotona y de la plataforma Ellipse Multiflex de luz pulsada de última generación. Y lo mejor de todo es que la primera consulta es totalmente gratis, y su equipo de profesionales valorarán cada caso concreto y determinará que tratamiento es el más adecuado para cada uno de ellos.

Los medios tienden a demonizar estos tratamientos, pero la realidad es otra. La mayoría de las veces, repito, si están realizados por médicos especializados en medicina estética, los resultados son extraordinarios. Otra cosa es pedir imposibles, como alguna celebrities, que acaban con la cara echa una auténtico ecce homo, pero el de Cecilia. 😉