Conoce las medidas de prevención contra el COVID19 en las clínicas dentales

Con el avance de las fases de desescalada del tan largo confinamiento, las clínicas dentales, entre otros servicios y establecimientos han  comenzado a abrir sus puertas al público. Eso sí, con  una serie de medidas sanitarias que hay que seguir para asegurar el bienestar médico-paciente, las cuales te explicaremos a continuación.

El COVID19, ahora parte de nuestras vidas

La infección por Coronavirus fue considerada pandemia global por la OMS, ya que desde su aparición ha representado una amenaza para la salud mundial, no solo por su sintomatología, sino también por su forma tan rápida de propagarse y contagiar a otros, sin contar las complicaciones respiratorias que producen en pacientes con otras afecciones crónicas de base.


La primera vez que el mundo escuchó de su existencia fue con el primer brote en la ciudad de Wuhan, a finales de diciembre de 2019. Desde entonces, la infección por neumonía se ha extendido rápidamente a casi todos los rincones del mundo y los casos han ido en aumento en los más de 140 países que se han visto afectados por el novedoso virus.

A fecha de hoy, en el mundo se han detectado más de 7 millones de casos y se han contabilizado 428 mil fallecimientos. Mientras, la situación en España ha ido mejorando considerablemente, habiéndose reducido las cifras después de haber alcanzado un pico alarmante de 244 mil casos, y haberse convertido en uno de los países más afectados por la pandemia.

Las principales formas de transmisión conocidas son la directa (tos, estornudos) así como la transmisión por contacto de mucosas (nasal, oral y ocular), la saliva, las gotas de Pflügge, aerosoles, el contacto directo con superficies contaminadas, y aunque la infección no suele incluir signos oculares, se ha confirmado la presencia del virus en la mucosa ocular.

Los síntomas clínicos típicos de los pacientes infectados por el virus suelen ser: fiebre, tos y mialgia o fatiga con TC torácica anormal, siendo los síntomas menos comunes, la producción de esputo, dolor de cabeza, hemoptisis y diarrea. Aquí, la Organización Mundial de la Salud presenta un desglose más detallado:

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Fatiga
  • Tos con esputo, o flema, desde los pulmones
  • Falta de aliento
  • Dolor de huesos o articulaciones
  • Dolor de garganta
  • Dolor de cabeza
  • Escalofríos
  • Náuseas o vómitos
  • Nariz taponada
  • Diarrea
  • Tos con sangre
  • Ojos hinchados

Mientras, los estudios epidemiológicos demuestran que la población de mayor riesgo en cuanto a síntomas y complicaciones es aquellas entre los de 65 y 80 años, aunque la población que hace de vector de la infección en mayor medida es la que está entre los 25 y 30 años.

En cuanto a los sectores profesionales con mayor índice de exposición, un artículo reciente en el periódico The New York Times pone en la cabeza del listado a la Odontología como la profesión con mayor riesgo, esto debido a varios factores:

  • Es un trabajo que implica la atención a pacientes y por consiguiente, el contacto con personas en periodo de incubación o con  síntomas.
  • El especialista trabaja la cavidad bucal del paciente y queda expuesto a la presencia de saliva, uno de los principales transmisores del virus. De hecho, cualquier gota de saliva puede transmitir el virus, por lo que ningún enjuague elimina el virus en la saliva producida con posterioridad a dicho enjuague.
  • Los  odontólogos también trabajan con ultrasonidos, y materiales rotatorios que producen aerosoles, los cuales a su vez contienen saliva y sangre (y por consiguiente, virus), que pueden ser inhaladas fácilmente por el personal de la clínica.

En vista de esta información, el Consejo General de Dentistas ha tomado como prioridad la elaboración de medidas de protección para todas las clínicas de cara a la llegada de la nueva normalidad. Esto de forma que los especialistas puedan realizar sus labores de siempre con toda la tranquilidad de estar preservando su salud y la de sus pacientes.

Las clínicas dentales en la nueva normalidad

Las fases de desescalada siguen avanzando y con ellas la apertura de los establecimientos de salud dental. Los expertos se han pronunciado diciendo que “aunque las clínicas dentales son servicios esenciales, la apertura al público únicamente sería obligatoria en aquellos casos en que la asistencia sanitaria que presten sea necesaria para resolver aquellos problemas de salud que pudieran tener una evolución desfavorable si se demorase su tratamiento. En otro caso, se debería suspender la apertura al público”.

Por otro lado, le exigieron al Gobierno que se adopten decisiones claras, concretas y de carácter urgente sobre las medidas económicas a las que se pueden acoger los dentistas, ya que en las cartas emitidas por los órganos competentes no queda claro este punto: “La mayoría de los dentistas son profesionales autónomos con personal asalariado y tienen que continuar con las clínicas abiertas y abonando nóminas, seguros sociales e impuestos. Además, estos no pueden acogerse al permiso retribuido recuperable previsto en el Real Decreto-ley 10/2020 de 29 de marzo. Sin embargo, debido a las medidas de confinamiento, todas las clínicas han visto muy reducido el número de pacientes, prácticamente en su totalidad, sin percibir apenas ingresos, lo cual agrava la cuestión económica a la que nos enfrentamos”, explica el presidente del Consejo General de Dentistas.

Las medidas de protección sanitaria dentro de los consultorios

El Consejo General de Dentistas de España, en la línea de medidas ya avanzadas por otras instituciones, recomienda “adoptar precauciones como las de reforzar las medidas universales de prevención en lo referente a la atención a los pacientes odontológicos. Hay que tener en cuenta que en su ejercicio profesional el riesgo de aspiración de aerosoles es muy elevado y la distancia de trabajo, habitualmente, es inferior a un metro”

Por lo mismo, los protocolos específicos que el Ministerio de Sanidad ha dictado en materiaavanzan a gran velocidad e incluyen mayores medidas de seguridad que las que se habían considerado en un principio. Aquí, Odonthos Clínica Dental, te recuerda todos los pasos que debes seguir para protegerte dentro de un centro dental:

Primero que nada, el protocolo de actuación prioriza la detección vía telefónica de la información necesaria para incluir al paciente en un protocolo u otro. Para esto, se aconseja hacer una serie de preguntas por teléfono, al momento que el paciente quiere programar una cita:

  • ¿Tiene o ha tenido fiebre en los últimos 14 días?
  • ¿Ha tenido problemas respiratorios (incluida tos) durante los últimos 14 días?
  • ¿Ha viajado a países de riesgo los últimos 14 días? (aunque en este momento ha de saberse que las fronteras internacionales llevan meses cerradas y todos aquellos en atravesarlas a razón de vuelos especiales son obligados a un aislamiento de 14 días para vigilar la posible aparición de síntomas).
  •  ¿Ha estado en contacto con personas que hayan tenido cuadros de fiebre, tos, y/o dificultad respiratoria los últimos 14 días?

¿Qué hacer antes de atender a un paciente?

Antes de atender a un paciente deben tenerse en cuenta los criterios epidemiológicos y clínicos internacionales para la nueva normalidad, los cuales serían:

  • Cualquier persona que en los 14 días previos a la aparición de sus síntomas haya estado en contacto con un caso probable o confirmado.
  • Cualquier persona con síntomas clínicos compatibles con una infección respiratoria aguda, como en el caso de: disnea, tos o malestar general.

En presencia de ambos casos, lo recomendado es procurar demorar el tratamiento dental (salvo urgencias, lógicamente,) hasta el esclarecimiento del caso y deberá remitirle a su médico de familia con un informe de sospecha.

Luego, las recomendaciones del Ministerio de Sanidad y de la Organización Mundial de la Salud dentro de los establecimientos odontológicos son: 

  • Utilizar gafas y mascarilla para el efecto barrera. 
  • También deben usarse guantes, bata y protección ocular ajustada.
  • Seguir con las medidas de higiene, desinfección y esterilización. 
  • Se debe realizar un lavado de manos minucioso antes y después de atender al paciente.
  • Desinfección minuciosa del sillón y todos los materiales después de cada paciente. 
  • La higiene del espacio también debe cuidarse. De hecho, todas las superficies de trabajo y del entorno del paciente deben ser inmediatamente limpiadas y desinfectadas. Puede usarse, por ejemplo, una solución de hipoclorito sódico que contenga 1.000 ppm de cloro activo (dilución 1:50 de una lejía con concentración 40-50 gr/litro preparada recientemente).
  • Para aquellos profesionales sanitarios que están sometidos a un riesgo de generar aerosoles, se recomienda el uso de mascarillas FFP2 valvuladas. Asimismo, en caso de seguir utilizando la mascarilla quirúrgica habitual, se recomienda cambiarlas cada 2 horas para evitar su deterioro y pérdida de eficacia.
  • Es importante tener en cuenta que la distancia de trabajo en las clínicas de ortodoncia suele ser inferior a 1 metro, lo cual debe controlarse a lo recomendado en estas nuevas condiciones, siempre que sea posible.

Mientras, el presidente del Consejo General de Dentistas, el Dr. Óscar Castro, concluye afirmando que «desde el Consejo General de Dentistas estamos en permanente contacto con las autoridades sanitarias y actualizaremos los protocolos tan pronto el Ministerio de Sanidad los publique. Mientras tanto, se recomienda seguir las pautas generales expuestas anteriormente, manteniendo siempre criterios de prudencia, racionalidad y tranquilidad», lo cual significa que incluso podrían aparecer nuevos pasos en el proceso.

Pon una terraza en tu vida

La reciente pandemia del coronavirus ha introducido unos importantes cambios en nuestras vidas, además de las medidas higiénicas como lavado frecuente de manos, uso de hidrogel, mascarillas, guantes, etc. estos largos días de confinamiento también nos han hecho cambiar las expectativas que teníamos sobre la vivienda. Ahora nos hemos dado cuenta que necesitamos más luz en nuestra casa, más ventanas, que nos entre el sol, el aire…, en definitiva, necesitamos un balcón amplio, terraza o azotea donde se pueda jugar, tomar un café, comer con familiares o amigos, charlar al aire libre o simplemente disfrutar de un rayo de sol. Empresas y gestores del sector inmobiliario ya han notado un incremento en el número de consultas y búsquedas en internet de viviendas que cuenten con una mejor orientación, ventilación, iluminación o que cuenten con un espacio exterior como una terraza.  

Y si ya tienes la inmensa suerte de contar con una terraza en tu vivienda, pero por motivos de trabajo y falta de tiempo todavía no la tenías preparada, te damos unas pequeñas ideas para que la puedas preparar y convertirla en un agradable y grato rincón:

  • En primer lugar, debemos estudiar las medidas de nuestra terraza, pues dependiendo del tamaño del que dispongamos podremos planificar mejor el espacio, creando uno o varios ambientes para realizar diferentes actividades como por ejemplo una zona para comer compuesta por una mesa y varias sillas, otra zona para charlar con la familia o amigos formada por unos sofás, para tomar el sol o descansar donde podemos instalar unas tumbonas, una zona de juegos para los niños, etc.
  • A continuación, analizaremos el estado en que se encuentra la terraza, si tiene humedad, si necesita una mano de pintura, poner o cambiar el suelo…, en fin, lo que se denomina realizar una puesta a punto del espacio.
  • Estudiar como el sol, la sombra, el viento o la lluvia influyen sobre este espacio, para colocar un pequeño tejadillo, una pérgola, sombrillas, toldos, etc.  
  • A la hora de elegir los materiales o mobiliario se debe tener en cuenta la necesidad de mantenimiento que cada pieza va a necesitar, puesto que hay materiales que necesitan un mantenimiento periódico como la madera, el mimbre, el hierro… sin embargo materiales como la resina, no necesitan un mantenimiento continuo y aguantan bien las inclemencias del tiempo. También es una condición importante que el mobiliario sea cómodo y práctico.
  • Una vez sopesados los criterios anteriores, llega el momento de diseñar el espacio y elegir el mobiliario más adecuado, según los gustos personales y según el espacio del que se disponga. En el caso de que no dispongas de tiempo o no te veas capacitada para ese cometido, deja en manos de un profesional la decoración de tu terraza. Si esto es lo que te sucede a ti, nosotros te recomendamos que te pongas en manos de Reta2, una empresa especializada en la creación de espacios y para satisfacer y desarrollar la idea de cada uno de sus clientes cuentan con un equipo de profesionales con una elevada experiencia como diseñadores, pintores, carpinteros, constructores, electricistas, restauradores, etc. 
  • Las plantas crean por sí solas un ambiente acogedor, a la vez que le dan a tu terraza un toque de color y una sensación de vitalidad, por lo que no olvides incluirlas, ya sea en macetas, en bancales, grandes, pequeñas, colgantes, en la pared… se adaptan a cualquier espacio.
  • La iluminación también es esencial, podemos optar por una iluminación directa mediante un foco o una lámpara que nos dará el punto de luz necesario para una cena o una actividad determinada, sin embargo, es a la iluminación indirecta a la que le sacaremos más partido ya que garantiza un ambiente agradable y acogedor, unas velas, unas antorchas, farolillos, una guirnalda de lucecillas… darán ese toque romántico y crearán un ambiente especial. Y para que los mosquitos no hagan acto de presencia fastidiando la velada nada mejor que colocar algunas velas de citronela
  • Los textiles completarán el espacio, las fundas de los sofás, los cojines de las sillas…, le aportarán el toque personal que no puede faltar. En blanco aportaran serenidad, tranquilidad, en colores fuertes, llamativos, aportaran alegría, luminosidad. Tú decides.

Las viviendas a lo largo del tiempo

El hombre a lo largo de la historia ha ido adaptando su vivienda al avance de los tiempos, los materiales disponibles, las técnicas constructivas del momento, etc. De aquellos primeros hombres que se guarecían de las inclemencias del tiempo y de los animales en cuevas naturales hasta nuestros días mucho ha evolucionado, casas de adobe, los domus romanos, castillos, palacios, etc.