Au pair: una experiencia intercultural

Facebook
Twitter
LinkedIn

Ser au pair es una experiencia por varios motivos. Es una combinación de trabajo a través del cuidado de niños con la inmersión cultural, que le ofrece vivir en un país extranjero. Es una experiencia de la que pueden disfrutar los jóvenes de entre 18 y 30 años.

¿Qué significa ser au pair?

Ser au pair es una experiencia intercultural que te permite vivir con una familia anfitriona en un país extranjero durante un periodo determinado, generalmente entre 10 meses y 1 año. A cambio de alojamiento, comida y un pequeño salario, el au pair se encarga del cuidado de los niños de la familia y de algunas tareas domésticas ligeras.

Requisitos

Aunque ser au pair tiene muchas ventajas y ofrece oportunidades a nivel personal, lo cierto es que no todo el mundo puede acceder a ello. En este apartado vamos a contaros los requisitos básicos para disfrutar de todas sus ventajas: 

  • Edad: tener entre 18 y 30 años al inicio del programa. Algunos países pueden tener ligeras variaciones en el rango de edad.
  • Experiencia: es necesario tener experiencia cuidando niños. Si se cuenta con carta de recomendación, mucho mejor. La experiencia puede ser ciudadano niños de forma independiente, en el cuidado de hermanos o familiares menores o incluso haber realizado practicas en guarderias o colegios.
  • Idioma: se debe tener un manejo básico del idioma oficial del país al que te diriges. Por lo general, se requiere un nivel intermedio. Aunque depende de la familia, a veces, pueden pedir un nivel avanzado.
  • Estudios: debes tener estudios mínimos, ya sea haber terminado la educación secundaria obligatoria o un grado equivalente. A veces puede ser necesario incluso bachillerato o incluso cursos concretos que ratifiquen el nivel de idioma y la experiencia.
  • Visado: obtener un visado de Au Pair específico para el país de destino. Este trámite puede variar según el país, por lo que es importante consultar con la embajada o consulado del país en cuestión.

Otros requisitos:

  • Certificado médico: dependiendo de la organización con la que contrates el programa, a veces puedes solicitar un certificado médico para comprobar que el estado de salud es bueno. 
  • Carta de recomendación: para ser el elegido entre todos los candidatos es positivo presentar cartas de recomendación Es decir, personas a las que hayas cuidado, dado clases, etc. para demostrar tus capacidades y experiencia.  
  • Entrevista: por lo general, los programas de Au Pair requieren una entrevista personal. Es la forma que tienen de evaluar que eres un candidato apto, teniendo en cuenta tus habilidades, ganas y capacidades. 

Es importante tener en cuenta que dependiendo del país donde vayas a ir a hacer el au pair puede ser necesario cumplir otros requisitos. 

Por ejemplo, para ir a Estados Unidos es necesario contar con un visado J-1 y un programa de Au Pair aprobado por el Departamento de Estado. En España, en cambio, basta con el visado de estudiante y un curso de idioma español. En Alemania por su parte, existen visados especiales de  Au Pair, además de necesitar un curso de idioma alemán. Otro ejemplo es Francia que al igual que Alemania, requiere de un visado de Au Pair y un curso de idioma francés.

Para cumplir con los requisitos y poder vivir la experiencia siempre hay que investigar con tiempo e informarse sobre los requisitos concretos que se solicitan en el país de destino. Es importante hacerlo con antelación porque los trámites llevan tiempo. Además, ten toda la documentación para la solicitud a mano, te lo pueden pedir en cualquier momento. Siempre que puedas, practica el idioma y mejoralo. También es aconsejable prepararse para la entrevista, ya que se trata de una parte del proceso clave. Investiga sobre el programa de Au Pair y la cultura del país.

Beneficios de ser au pair

Es una oportunidad única para sumergirte en una nueva cultura, aprender un nuevo idioma, crecer como persona y descubrir un nuevo país.

  • Inmersión cultural: vivir con una familia anfitriona te permite experimentar la cultura del país desde adentro, aprendiendo sobre sus costumbres, tradiciones e idioma.
  • Aprendizaje de idiomas: estar en contacto diariamente con una familia que habla otro idioma te hará aprenderlo.
  • Crecimiento personal: estar en otro país, con nueva familia y nuevas necesidades te hacen crecer y madurar a nivel personal.
  • Ampliación del círculo social: tendrás la oportunidad de conocer gente nueva y hacer amigos de diferentes culturas.
  • Descubrimiento de un nuevo país: explora el país de destino y disfruta de sus paisajes, monumentos y actividades.
  • Alojamiento y comida: la familia anfitriona te proporcionará alojamiento y comida durante toda la estancia.
  • Salario: Recibirás un pequeño salario que te permitirá cubrir algunos gastos personales.
  • Oportunidades de viaje: es una oportunidad para conocer el país y viajar por sus alrededores. 
  • Desarrollo de habilidades: mejorarán las habilidades de comunicación, independencia y trabajo. 
  • Experiencia gratificante: aprenderás muchas cosas a nivel personal y social. 

Responsabilidades del au pair

Las responsabilidades del Au Pair varían según la familia anfitriona y el programa de Au Pair, pero generalmente incluyen:

Cuidado de los niños

  • Tareas básicas: Preparar comidas, llevarlos al colegio, ayudar con las tareas escolares, jugar con ellos y acostarlos.
  • Actividades extracurriculares: Asistir a las actividades extracurriculares de los niños, como clases de música, deportes o idiomas.
  • Cuidado en caso de enfermedad: Cuidar de los niños si se enferman, siguiendo las instrucciones de los padres.

Tareas domésticas ligeras

  • Ayudar con la limpieza: Limpiar su propia habitación, ayudar con la limpieza general de la casa y ordenar las áreas comunes.
  • Lavandería: Lavar la ropa de los niños y, en algunos casos, la ropa de la familia.
  • Compra de alimentos: Ayudar con la compra de alimentos para la familia.

Otras responsabilidades

  • Respetar las normas de la familia: Seguir las reglas y normas de la familia anfitriona.
  • Comunicación efectiva: Comunicarse con la familia de manera clara y respetuosa.
  • Flexibilidad: Ser flexible y adaptable a las necesidades de la familia.
  • Compromiso: Cumplir con las responsabilidades acordadas con la familia.

Aprender inglés u otro idioma

Si bien vivir con una familia anfitriona en un país de habla inglesa te expondrá al idioma a diario y te ayudará a aprenderlo de manera natural, no hay una estructura curricular ni profesores involucrados.

Estas son las razones por las que un Au Pair no reemplaza un curso de inglés:

  • Enfoque principal: el objetivo principal de un Au Pair es el trabajo, que consiste en cuidar niños y ayudar con algunas tareas domésticas. Lo que implica aprender un idioma es secundario, ya que es la consecuencia de adentrarse en la familia. 
  • Nivel de aprendizaje: al no ser uno de los objetivos principales, no tiene un plan de estudio que garantice el aprendizaje. Se aprende el idioma a través de la vida y situaciones cotidianas. 
  • Certificación: tras un Au Pair no se recibe ninguna certificación del idioma. 

Sin embargo, ser Au Pair es una forma complementaria a un curso de inglés formal. Estar diariamente expuesto al habla en otro idioma ayuda a: 

  • Mejorar la comprensión auditiva: favorece la escucha y por tanto, mejora el acento y la fluidez. 
  • Desarrollar la expresión oral: la necesidad de comunicación hace que practiques la comunicación oral. Es un speaking real.
  • Aprender vocabulario nuevo: estar expuesto al día a día hace que aprender nuevas palabras y expresiones. Necesarias para hablar el idioma con fluidez. 

Si lo que buscas es aprender exclusivamente otro idioma lo que debes hacer es realizar un curso.  Hay cursos como los de CLS  que se realizan en el extranjero. Como indica desde CLS con experiencia desde 1984, los cursos de inglés en otro país son una buena forma de aprender el idioma. En su caso trabajan con familias en las que uno o más de sus miembros pueden tener origen anglosajón, africano, latino, asiático… con la condición de que el idioma hablado en el hogar familiar y con el estudiante sea el inglés.

Consejos

Para un au pair es aconsejable llevar a cabo las siguientes pautas: 

  • Prepárate antes de iniciar la aventura. Esto quiere decir que investigues el país de destino y su cultura. Ten en cuenta las costumbres de allí, qué se hace, sus horarios, el clima, el idioma que se habla. Todo lo que te pueda afectar estando allí. 
  • Prepara tu documentación. Debes tener a mano todos los documentos que se solicitan en el proceso. Por ejemplo, el visado o el certificado médico.  
  • Empaca ropa adecuada para el clima del país. Como decíamos es importante que conozcas el clima del país para llevar la ropa adecuada. Dependiendo de la temporada que vayas a estar. 
  • Sé responsable y comprometido: una vez ya en el país sé responsable y cumple con todas tus responsabilidades. 
  • Sé flexible y adaptable: ayuda en todo lo que puedas y no pongas problemas ante nuevas solicitudes o favores que tengas que hacer. 
  • Comunícate: ten en cuenta que es tu familia durante la estancia. Siéntete libre de hablar, explicar cómo te sientes o tus preocupaciones. 
  • Sé respetuoso: cumple sin problemas las reglas de la casa. 
  • Muestra iniciativa: no esperes siempre a que te digan qué y cómo hacer las cosas. Muestra interés e iniciativa. 
  • Participa en la vida familiar: compórtate como si fuera tu familia. Es decir, come con ellos y relacionate. Haz actividades y comparte momentos. 
  • Aprovecha tu tiempo libre: cuando tengas tiempo aprovecha para conocer el país y conocer gente nueva. 
  • Mantente en contacto con tu familia y amigos a través del teléfono. Cuéntales cómo te encuentras y qué tal la experiencia.
Facebook
Twitter
LinkedIn

Noticias recientes

Artículos relacionados