Joyería: un negocio que, después de muchos calvarios, vuelve a crecer

Hay una cosa que podemos manifestar a día de hoy sin miedo a equivocarnos: hemos salido de la crisis. Y hay muchos indicadores que así lo consideran. Uno de ellos es la cantidad de joyas que se venden en el interior de nuestras fronteras, un negocio que ha crecido de manera exponencial en los últimos años y que ha puesto de manifiesto que el poder adquisitivo de la población española se ha recuperado después de unos años en caída libre. Y esta es una de las mejores noticias que podíamos tener en un momento como el actual.

Los joyeros son los primeros sorprendidos con este asunto. Y es que muchos ya habían perdido la esperanza en que este negocio comenzara a despuntar de nuevo. Por suerte, este tipo de productos son bastante llamativos para muchas personas y ese es el motivo por el que la gente ha vuelto a apostar por ellos en un momento como el actual. Aunque es verdad que la crisis ha causado estragos entre muchos comercios y familias, lo cierto es que hemos conseguido salir adelante y ahora parece que han llegado los dichosos brotes verdes que nos fueron prometidos hace ya demasiado tiempo.

Vamos a hacer hincapié en las cifras para que tengáis un conocimiento más concreto de lo que os venimos hablando. Según el portal web Modaes, la joyería había elevado sus ventas en el año 2016 en un 3’4%, un punto de partida que era realmente positivo para todos los emprendedores que guardan relación con el sector y que, en efecto, estaban empezando a cansarse de datos negativos, de decrecimientos y de, en definitiva, malas noticias. Y ese no es el objetivo que plantearon los economistas españolas en su día.

Además, esa noticia indicaba que estaba previsto que el sector creciera en otro 3% de cara al año 2017, firmando un registro que se esperaba que fuera de unos 1.700 millones de euros. Hubo, en su día, quien mostró preocupación al haber sido ese crecimiento inferior al del año anterior, pero lo que realmente importa es que hemos seguido creciendo y que parece que las penurias se han terminado de una vez por todas. Y es que esa es una noticia que vale su peso en oro. Preguntadle a cualquiera de las personas que sepáis que tiene una cierta relación con esta actividad.

Según el mismo portal web del que venimos hablando, en lo relativo a 2018 la facturación de este sector continuaba creciendo de un modo realmente importante. En concreto, lo hacía en un 2’6% hasta situarse en la antesala de los 1.800 millones de euros. Es evidente que esto vuelve a mostrar la tendencia positiva que tenemos en este sector y que tenemos la necesidad de que estos datos se prolonguen con el tiempo. Desde luego, conseguir ese propósito sería la mejor manera de hacer que este negocio continúe una progresión que parece imparable ahora mismo.

Un negocio como el de la joyería daba la impresión de estar quedando en el olvido hasta hace no demasiado tiempo. El número de clientes se encontraba descendiendo como resultado de la crisis económica que arrancó en el año 2008. Pero las cosas han cambiado en función de lo que nos han comentado desde diferentes negocios, uno de los cuales es la Joyería Lorena. Desde esta entidad nos han comentado que han conseguido revitalizar su volumen de ventas gracias a la apuesta por la personalización de las joyas, algo a lo que la gente le atribuye un valor realmente grande en el momento actual.

La reducción de precios, un factor que ha sido elemental

Sin embargo, huelga decir que nada es casualidad en el mundo de los negocios. En un asunto como el que tiene que ver con la joyería, es evidente que el precio es una de las cuestiones que más en cuenta deben ser tenidas a la hora de valorar si a un cliente le resulta de interés adquirir un producto o no. Y estos precios han bajado de una manera sustancial en los últimos años. Esa ha sido una de las explicaciones que nos permiten comprender por qué ha mejorado el volumen de ventas en los últimos años.

¿Qué es lo que puede ocurrir en un futuro? Es cierto que es totalmente impredecible y que cualquier cosa es posible. Pero hay que tener en cuenta los errores del pasado, entre los cuales se situaba, a menudo, el excesivo precio por el que se vendían determinados productos del sector de la joyería e incluso del de la relojería. Y es que solo trabajando desde el sentido común seremos capaces de conseguir que los buenos resultados que se vienen obteniendo se prolonguen en el tiempo y que incluso mejoren. Es el camino que tenemos que seguir.

¿Cómo afecta a empresas y trabajadores la ley de control horario?

El pasado 12 de marzo del presente año se publicó en el Boletín Oficial del Estado núm. 61, el Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo y que, en su disposición final sexta, apartado 4 indica que el registro de jornada será de aplicación a los dos meses de su publicación, por tanto, dicho registro de jornada entró en vigor el 12 de mayo de 2019. Uno de los objetivos que persigue esta ley es combatir la precariedad laboral evitando una situación que se da en el ámbito laboral de una forma bastante asidua, que es la realización de un tiempo de trabajo superior a la jornada laboral legal o convencionalmente establecida, colocando a las personas trabajadoras en una situación de indefensión ante las horas extraordinarias realizadas, al no poder acreditarlas ya que el único modo sería el control de horario. 

De esta forma, el Gobierno se adapta a la normativa europea, en concreto a la Directiva 2003/88/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 4 de noviembre de 2003, y se posibilita el control de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social en incumplimientos empresariales referido al tiempo de trabajo de sus trabajadores, al tener constancia según estadísticas realizadas que un 48 % de las personas trabajadoras declaran realizar horas extraordinarias que no le son abonadas ni compensadas con descanso. Tampoco se cotiza por ellas a la seguridad social, lo que supone una dificultad añadida para la conciliación familiar y un grave perjuicio económico y laboral para los trabajadores, al mismo tiempo que para la seguridad social al ver sus ingresos mermados por falta de cotizaciones. 

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, ante las cuantiosas dudas y preguntas surgidas sobre la puesta en marcha de este Real Decreto-Ley ha elaborado una guía para facilitar a las empresas su aplicación práctica y unificar criterios.  Sin embargo, si no queréis incurrir en ninguna falta, os recomendamos que os pongáis en manos de tfs Abogados y Asesores, pues a través de su equipo profesional, que incluye asesoría y gestión laboral a empresas y que engloba toda la actividad relacionada con el departamento de recursos humanos y administración de personal, tendréis toda la información necesaria para cumplir escrupulosamente la nueva normativa. Además, entre otros servicios, podrá informarte y asesorarte ante cualquier duda o incidencia que se plantee sobre este tema tan complejo y de actualidad.

Entre las novedades que este Real Decreto-ley introduce podemos destacar las siguientes:

  • La empresa será la encargada de garantizar el registro diario de la jornada laboral, en el que se fijará de manera obligatoria el horario de entrada y de salida de cada persona trabajadora, indicándose la hora exacta del inicio y fin de cada jornada, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en el propio precepto estatutario.
  • La empresa deberá conservar los registros diarios de la jornada laboral, al menos durante cuatro años. El calendario laboral o los cuadrantes con horarios no se consideran un registro de jornada a efectos de cumplir con lo establecido en el Estatuto de los Trabajadores. 
  • El registro de control horario se aplicará a todos los sectores de actividad y todas las empresas independientemente de su tamaño.
  • Este registro estará a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. 
  • Las cotizaciones a la Seguridad Social deberán incluir la jornada laboral más las horas extraordinarias realizadas. 
  • Los empleados deben conocer la distribución y duración de la jornada laboral ordinaria.
  • Los representantes legales de los trabajadores deben conocer mensualmente las horas extraordinarias realizadas por los trabajadores.
  • El control horario es obligatorio para todos los trabajadores, tanto los que trabajen a jornada completa como a media jornada.
  • Nada diferencia la normativa para los teletrabajadores o trabajadores con movilidad geográfica que también deberán registrarse. Su sistema de registro deberá estar adaptado a su forma de trabajar con el objetivo de establecer claramente cuando comienza su jornada y cuando la finaliza.
  • El no cumplimiento del registro de la jornada se puede sancionar por la Inspección de Trabajo y seguridad social con multas que pueden oscilar entre 626 y 6.250 €, puesto que está catalogado como una infracción grave.

¿Qué excepciones existen a la hora de fichar?

En la guía del Ministerio se especifica que se establecen como excepción al registro del control horario las relaciones laborales de carácter especial, en la que se incluye al personal de alta dirección contemplado en el artículo 2.1.a) del Estatuto de los Trabajadores, los deportistas profesionales, los artistas en espectáculos públicos, los trabajadores con discapacidad en centros especiales de empleo, los penados en instituciones penitenciarias… Por lo que, si estáis en uno de estos casos, no estaréis obligados a registrar vuestra jornada laboral. 

La moda, un sector de peso en nuestra economía

Han sido muchos los negocios y los sectores de actividad y producción que se han visto afectados por la crisis económica durante los últimos años. Normalmente, hemos tenido en el negocio de la construcción el mayor ejemplo de negocios frustrados durante la crisis, pero lo cierto es que han sido muchos más los que han sufrido las consecuencias de una situación como esta. No obstante, también es cierto que ha habido algunos negocios que han sobrevivido, y que incluso han mejorado sus números, durante este periodo.

No cabe la menor duda de que la moda es uno de estos negocios. No solo no ha perdido volumen de negocio desde el año 2008, sino que ha ganado en cuanto a facturación, en cuanto a volumen de venta, en cuanto a número de tiendas y en cuanto a gente que se encuentra empleada en este sector. Los datos que nos deja este tipo de comercios es totalmente positivo.

Son muchos los datos que indican lo que hemos venido comentando en los párrafos anteriores. Por una parte, la venta online ha sido clave en que el sector se haya mantenido firme durante los años más difíciles de la crisis económica. Por otra parte, el número de tiendas dedicadas al negocio de la moda ha conseguido subir por primera vez en 13 años según se desprende de una noticia publicada en El Mundo . Y es que no cabe la menor duda de que este es uno de los sectores que más ha tirado de nuestra economía y de nuestro PIB cuando peor lo estábamos pasando.

La venta online, tal y como hemos comentado, ha sido otro de los aspectos que han sido claves en los últimos años. Según una noticia que fue publicada en el portal web Marketing News, la venta online de este sector pasó de ser un 4% en 2016 a un 5’4% en 2017. No cabe la menor duda de que esto es sintomático de todo lo que ocurre en el sector y que, en efecto, está haciendo de la moda un verdadero pilar de la economía española. Ya no hay nada que lo pueda ocultar. Estamos ante un negocio gigante en nuestra economía.

La moda femenina, el gran estandarte del sector

La moda femenina es la que explica el gran auge que está teniendo el sector de la moda en España. Son muchos los expertos del propio sector los que aseguran que, gracias al volumen de prendas femeninas que se está consiguiendo vender al año en el interior de nuestras fronteras, que es sensiblemente superior al de prendas masculinas, el sector ya es uno de los más potentes de toda España. Esta opinión es compartida por los responsables de HHG, una entidad que se encarga de la venta al por mayor de ropa femenina. Según estos profesionales, además, todos los datos de los que hablamos en este artículo tienen todavía margen de mejora.

En España, pocos son los sectores que sean capaces de superar la progresión que viene protagonizando la moda. Solo el turismo, que es el gran baluarte de nuestra economía, parece ser capaz de competir en términos de facturación con este gigante como lo es la moda. Y las opiniones al respecto del futuro de la misma ya las habéis leído: todavía hay mucho que mejorar. La verdad es que son muchas las personas que tienen ganas de descubrir hasta dónde puede llegar este sector y cada una de las empresas que lo componen.

El marketing, el secreto del éxito

Podríamos decir, sin miedo a equivocarnos, que el marketing es el elemento que permite que el sector de la moda disfrute del éxito del que está disfrutando en estos momentos. Está claro que este es el elemento que hace que la gente siga sintiendo la necesidad de adquirir otro tipo de prendas. Porque, para estar a la última, está claro que hay que innovar muy rápido y que hay que tener en cuenta que las tendencias cambian hoy más rápido que nunca. Y parece que esto va a seguir siendo así durante los próximos tiempos.

Si, a todo ello, le añadimos las grandes ventajas y comodidades que se derivan de la venta online, está claro que el negocio va a seguir en expansión durante mucho más tiempo. La moda es una buena idea. Es útil y permite que todos y todas nos sintamos bien con las prendas que compramos, con la imagen que éstas nos confieren y con la presencia que nos aportan. No nos cabe la menor duda de que las sensaciones de las personas siguen esta línea y que así lo van a seguir haciendo de cara a los próximos años.