Viajar en vacaciones ¿con o sin nuestra mascota?

Las mascotas, nuestros más fieles compañeros, son los animales que nos acompañan a diario en la cotidianidad de nuestro hogar, los que nos buscan para dar y recibir cariño y además evitan muchas veces que nos sintamos tristes o solos.  Por ello, se nos parte el corazón cuando viajamos y debemos dejarles en compañía de un familiar o amigo para que se encarguen de ellos, pues sabemos que nos echarán de menos, nosotros a ellos y que a nuestro lado es donde mejor se encuentran.

Las ganas de viajar y conocer mundo es uno de los principales motivos por los que muchas personas descartan la idea de comprar un animal doméstico, pues piensa que habrá de dejarlo al cuidado de otras personas de vez en cuando y eso le hace sentirse culpable, pues sufre el dueño pero todavía más sufre el animal. Por otro lado, según un estudio realizado por los expertos de Affinity, en España alrededor del 26% de los hogares tiene un perro o gato. Y cada vez más, los dueños no quieren renunciar a pasar las vacaciones con sus mascotas. Tanto unos como otros deben saber que a día de hoy existen múltiples soluciones tanto si decides dejar a tu mascota en tierra como si decides que no se pierda la experiencia y que viaje contigo.

Para los que opinan que un viaje muy largo puede estresar al animal, además de la desorientación ante un nuevo lugar y el estrés que les pueda ocasionar el desconocimiento del emplazamiento escogido como alojamiento, deben saber que existen guarderías e incluso hoteles donde alojar a su mascota, donde estará bien atendido, bien alimentado, donde le sacarán de paseo en el caso de que se trate de un perro, e incluso realizará actividades para que se sienta cómodo y en libertad. Por otro lado, para aquellos que sueñan con realizar sus vacaciones ideales en compañía de su mascota, existen también múltiples opciones que se puede plantear sin tener que renunciar a tu amigo más fiel.

NUNCA HABÍA SIDO TAN FÁCIL VIAJAR CON NUESTRA MASCOTA.

Existen múltiples iniciativas llevadas a cabo tanto por espacios turísticos donde permiten la entrada a animales, como alojamientos hoteleros que han colgado en su puerta el cartel “pet friendly” que indica que las mascotas son bien recibidas, hasta transportes tanto aéreos y terrestres como marítimos que se ofrecen para trasladar a su mascota bajo los mejores cuidados hasta llegar a su destino vacacional. En el caso de que te decidas por escoger un alojamiento donde estén permitidas las mascotas, es importante tener en cuenta que siempre habrá ciertas limitaciones o restricciones en cuanto, por ejemplo, al peso o el volumen de dicho animal.

En estos mismos hoteles y atendiendo al afecto que profesan unos dueños por una mascota a la que se llevan de viaje, suelen ofrecer itinerarios y actividades donde las mascotas sean también bienvenidas, además de ofrecer espacios especiales para los animales o incluso tener ellos mismos un servicio de cuidados en el caso de que a sus dueños no les de tiempo para sacar de paseo a un perro, a bañar a un gato, o llevarlos a la peluquería entre otras tareas o actividades. Es importante tener presente que aunque estos alojamientos acepten mascotas y ofrezcan este tipo de servicios, no significa que todos los huéspedes vayan a estar acompañados de una o que les plazca su compañía. Por esto, debemos ser cuidadosos especialmente con algunos detalles, como tener a nuestra mascota en el transportín o con correa en las zonas comunes, evitar que permanezca demasiado tiempo en la habitación del hotel, que haga excesivo ruido y sobre todo en horas de descanso o, en el caso de que escojas un camping o algo similar, cuides mucho la higiene y te ocupes cuanto antes de los deshechos de tu mascota. Si te has planteado realizar excursiones o visitar algún emplazamiento turístico, es importante asegurarse antes de pagar la entrada de que admiten el acceso a mascotas y, una vez dentro, jamás dejarlo suelto para que camine a sus anchas.

En cuanto al desplazamiento hasta llegar a su destino vacacional, también existen múltiples opciones que sería interesante barajar. En primer lugar, si viajas en tu propio coche, es importante realizar las paradas de descanso recomendadas cada dos horas como máximo para que el animal no se sienta enjaulado o encerrado por mucho tiempo, pues esto podría producirle algún episodio de estrés además de la importancia para los perros de hacer sus necesidades en la calle y dar un paseo.

Si se decide por realizar el viaje en tren, tenga en cuenta que muchas compañías permiten hacer el trayecto con mascota pero siempre y cuando sea de dimensiones reducidas y pueda resguardarse en el transportín, evitando molestar al resto de viajeros además de cuidar también por su propia seguridad. En el caso de que el viaje a realizar sea en barco o en avión, existen ya numerosas compañías como Star Cargo, que hace tiempo que contemplan la posibilidad de satisfacer la demanda de transportar a los animales en un lugar seguro y en el que sus dueños confíen es, tanto para viajes de carácter nacional como internacional. Dada la duración y el movimiento que conlleva un viaje en trasatlántico o en avión, confiar en este tipo de compañías con experiencia probada en el sector y que procuran siempre una atención personalizada para las distintas necesidades de cada tipo de animal, es primordial para su elección y la contratación de sus servicios.

Viajar con mascota, como hemos visto, nunca fue tan fácil. Ya no es necesario renunciar a viajar en compañía de su mascota pues existen numerosas soluciones para cada tipo de necesidad que se requiera tanto en transporte como en alojamiento e incluso visitas turísticas, por lo que de lo único que debe preocuparse a partir de hora e en organizar su viaje con la suficiente antelación para asegurarse de que encuentra todo lo que necesita para que usted y su mascota viajen cómodos, seguros y lo más importante, puedan estar juntos en vacaciones.

Deja una respuesta