Las sustancias más adictivas

Facebook
Twitter
LinkedIn

La adicción a cualquier sustancia o acción es perjudicial para la salud. Pero hay algunas sustancias que tienen un alto nivel de adicción. Por eso en este artículo vamos a señalar las sustancias más adictivas cuyo consumo o abuso puede alterar el razonamiento y el juicio.

  • Alcohol

El alcohol a pesar de ser legal se trata de una sustancia altamente adictiva. Tanto que se calcula que en España el alcoholismo afecta a 3 millones de personas, tal y como publica La Sexta en una noticia que puedes leer completa pinchado aquí.

Además, el alcohol es muy peligroso porque los jóvenes cada vez comienzan a consumirlo antes (actualmente la media de inicio de consumo se encuentra en 16 años) y como se trata de una sustancia legal su consumo está socialmente bien visto, y es que el 93% de los españoles de 15 a 64 años lo consume de manera habitual.

  • Ayahuasca

La ayahuasca es un té alucinógeno que se prepara tradicionalmente en el Amazonas a partir de la combinación de las plantas Banisteriopsis caapi y Diplopterys cabrerana. Se consume en ceremonias y como medicina en esta parte del planeta, pero se trata de un fuerte alucinógeno que actualmente su uso se ha extendido a otras partes del planeta.

  • Cannabis y Cannabinoides sintéticos

El cannabis y la marihuana son las drogas ilícitas más consumidas en todo el mundo porque se considera una droga ligera. Sin embargo, la adicción a la marihuana es preocupante.

“La adicción a la marihuana es una de las enfermedades más difíciles de tratar debido al grado de rechazo que experimentan quienes la padecen. La experiencia clínica ha demostrado que el cannabis, de todas las drogas utilizadas, es la droga que crea mayor resistencia a conseguir ayuda. Los adictos al cannabis suelen defenderse siempre que la droga no tenga efectos secundarios y que es una droga ligera. Sin embargo, la adicción afecta de manera muy perjudicial en su salud y su vida”, explican desde Sinopsis Centro de Asesoramiento Terapéutico, centro de adicciones en Figueres (Girona).

Además, hay que indicar que en los últimos años han surgido los cannabinoides sintéticos como el K2 o Spice, que son unas drogas de diseño inspirabas en los cannabinoides.

  • Cocaína

La cocaína es una sustancia estimulante y altamente adictiva que se fabrica a partir de las hojas de la planta de coca, que es nativa de América del Sur. Esta droga normalmente se consume inhalada, fumada o inyectada.

Pero independientemente de su forma de consumo es muy adictiva y peligrosa porque provoca un aumento del ritmo cardíaco y la presión arterial, y puede conllevar a un ritmo cardiaco anormal e incluso provocar ataques cardíacos mortales.

  • Depresores del sistema nervioso central (benzodiazepinas)

Las benzodiacepinas son unos medicamentos depresores del sistema nervioso central que hacen más lenta la actividad del cerebro. Por lo que se consumen para tratar problemas de sueño y ansiedad. Sin embargo, a pesar de que se recomienden en la práctica médica muchas personas son adictas a las benzodiacepinas.

  • Esteroides

Los esteroides son unas sustancias artificiales que se utilizan para mejorar el rendimiento atlético y la apariencia física, ya que producen aumento de la masa muscular. También se usan para tratar afecciones causadas por niveles bajos de hormonas esteroides. No obstante, los esteroides provocan adicción y el abuso de esta sustancia tiene efectos secundarios que pueden poner en peligro la vida como ataques al corazón.

  • Anfetamina (Speed)

Las anfetaminas son unas sustancias estimulantes del sistema nervioso central. La anfetamina más consumida de manera lúdica es el speed, llamada también la droga de los pobres. Se trata de una droga sintética perteneciente a la familia de las fenetilaminas que se mezcla con diversos diluyentes como glucosa, sacarosa o celulosa.

Su consumo aumenta la capacidad de concentración, produce sensación de bienestar y disminuye las sensaciones de hambre o sueño. Pero las anfetaminas pueden originar trastornos físicos y psiquiátricos.

  • Éxtasis líquido (GHB) y éxtasis (MDMA)

El éxtasis líquido (GHB) y el éxtasis (MDMA) son dos sustancias que generan gran adicción. El éxtasis líquido es un depresor aprobado como tratamiento de la narcolepsia porque provoca sueño, por ello también se conoce como la droga del violador. Pero se consume porque genera euforia y somnolencia.

Mientras que el éxtasis o MDMA es una sustancia estimulante y alucinógena similar a la anfetamina y a la mescalina. Entre los efectos que provoca el éxtasis hay que indicar que reduce la inhibición, aumenta la percepción sensorial y la presión arterial.

  • Heroína

La heroína es una sustancia opioide que se fabrica a partir de la morfina. Se administra por vía intravenosa y es entre dos y cuatro veces más potente y rápida que la morfina. Esta droga se consume especialmente por su gran efectividad para reducir el dolor, pero es muy peligrosa porque colapsa las venas, genera infecciones y enfermedades hepáticas.

  • Ketamina

La ketamina es un anestésico que se utiliza en la práctica veterinaria. Como droga es una sustancia disociativa, que provoca que el consumidor se sienta alejado de la realidad, no sufrir ansiedad ni estrés. Los consumidores suelen tener delirios, alucinaciones e incluso perder el sentido de la realidad por lo que los violadores suelen utilizar esta sustancia.  Por sus efectos su consumo es muy peligroso porque una sobredosis de ketamina puede provocar la muerte, además de multitud de efectos negativos en la salud.

  • Khat

El Khat es una de las drogas más consumidas en África, tanto que se estima que sólo en este continente hay 25 millones de personas enganchadas. Y es que el khat es altamente adictivo y provoca afecciones irreversibles en la salud como mayor riesgo de sufrir un ataque cardiaco, trastornos intestinales o reacciones psicóticas.

El khat proviene de una planta llamada Catha edulis que se encuentra en África y Arabia. Se consumen los tallos frescos de esta planta porque contienen diversas sustancias químicas psicoactivas como catinona y catina. Los efectos de esta sustancia son euforia o sensación de bienestar, pero provoca un gran bajón con estado de estupor.

  • Ácido (LSD)

El ácido o LSD debe su nombre a sus siglas en inglés de dietilamida del ácido lisérgico. Es un alucinógeno que se fabrica con ácido lisérgico, que se encuentra en un hongo que crece en granos como el centeno y se llama cornezuelo.

Se trata de una droga psicoactiva que actúa en el cerebro y cambia el estado del ánimo e incluso el comportamiento.

  • Medicamentos de venta libre

También hay algunos medicamentos que se pueden comprar sin receta en las farmacias porque generan adicción. Algunos ejemplos son la loperamida o el dextrometorfano. Incluso algunos inhaladores o aerosoles nasales. Puede parecer mentira pero hay muchas personas adictas al uso de aerosoles porque su uso es inocente pero genera dependencia debido a que producen una sensación de bienestar inmediata al descongestionar y mejorar la respiración.

  • Metanfetamina

Otra sustancia altamente adictiva es la metanfetamina, un estimulante que afecta al sistema nervioso central. Entre los efectos de esta droga destacan la reducción de sueño, la falta de apetito o aumento del ritmo cardíaco.

  • Tabaco

Al igual que ocurre con el alcohol el tabaco se trata de una droga legal, por lo que se considera más ligera que el resto de sustancias de este artículo, pero la nicotina es muy adictiva y los riesgos del tabaco son conocidos por todos. Aunque nunca está de más recordarlos. Porque entre las enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco se encuentran el cáncer, bronquitis crónica, hipertensión arterial, accidentes cerebro vasculares, úlceras o impotencia sexual.

Estas son las sustancias más adictivas, pero hay otras sustancias que a pesar de no aparecer en la lista generan adicción como son la salvia, las setas alucinógenas, la mescalina o el flinitrazepam.

Facebook
Twitter
LinkedIn