Nuestras mascotas ya nos acompañan durante nuestras vacaciones

Vivimos en una sociedad en la que las familias, por suerte, ya no están compuestas solo por personas. Las mascotas, en efecto, han empezado a formar una parte bastante importante de nuestras familias y eso ha contribuido de una manera bastante importante a que seamos más felices. Está realmente comprobado que un perro o un gato en casa hace que nos sintamos acompañados en momentos en los que la soledad es grande y configura un buen porcentaje de nuestro día a día. Y es que las mascotas son mucho más necesarias de lo que mucha gente piensa. 

Son muchas las familias que llevan tiempo con una mascota en casa. Otras, lógicamente, son más nuevas en esto. Pero lo que está claro es que hay algo que une a unas y a otras: el amor a un ser que, desde luego, es imprescindible en nuestras vidas antes o después. Todo el mundo que tiene una mascota en casa termina reconociendo la utilidad que esto tiene y es evidente que eso empuja a muchas más personas a dar el paso y adoptar. Desde luego, está claro que esto tiene una explicación bastante ajustada a la realidad: y es que los animales son los mejores amigos de los hombres y de las mujeres. 

Una noticia que fue publicada en el diario 20 Minutos informaba de que el número de mascotas que tenemos dentro de alguna vivienda en el interior de nuestras fronteras es superior a los 20 millones. No cabe la menor duda de que es un número bastante elevado puesto que prácticamente una de cada dos personas tiene, atendiendo a estas cifras, una mascota en su domicilio. La verdad es que esto muestra que en España tenemos un sentido cívico de todo lo que tiene que ver con la relación entre humanos y animales a pesar de que, como hemos visto varias veces, también hay algún tipo de maltrato. 

Tanto es así que una noticia que fue publicada en el diario El País indicaba que, en un país como lo es el nuestro, hay más perros que niños menores de 15 años. La verdad es que este dato genera un gran debate acerca de si eso se debe a la gran utilidad que le encontramos al hecho de tener animales o a la falta de natalidad que existe en las sociedades occidentales, entre la cual, por supuesto, se encuentra la española. Lo cierto es que lo que pensamos es que hay algo de las dos cosas en esta ecuación. 

No son pocas las personas que han cogido tanto cariño a su mascota que han empezado a llevarla de vacaciones junto a ellas. Es algo que se ha convertido en habitual y que seguro que nosotros hemos presenciado en primera persona. Lo más sorprendente de todo es que esto no cambia a pesar de realizarse transportes hacia el extranjero. Así nos lo han comentado los profesionales de Animales por Avión, una entidad especializada en todo lo que tiene que ver con este tipo de cuestiones y que, desde luego, ha comenzado a recibir una ingente cantidad de solicitudes de un tiempo a esta parte. 

Para los mayores, una mascota es una bendición

Son muchas las personas mayores que viven en España. No cabe la menor duda de que España es un país que cada vez en mayor medida se ha ido envejeciendo y que se tiene que amoldar a esa nueva realidad. Y la realidad es que las personas ancianas viven, por regla general, bastante solas. Eso es lo que ha provocado que necesiten una mascota para que les haga compañía. Para este tipo de personas, no cabe la menor duda de que esto supone mucho. 

Son muchas las personas mayores que nos lo han comentado y que sienten gratitud hacia todas aquellas mascotas con las que pueden convivir en los tiempos que corren. Desde luego, es evidente que los jóvenes también somos susceptibles de disfrutar de la presencia de una mascota en nuestra vivienda, pero lo que está claro es que para los ancianos, que viven solos en una proporción bastante mayor que los jóvenes, es indispensable este acompañamiento. Los expertos aseguran que de esta manera pueden llegar a ser mucho más felices de lo que ya son en la actualidad. 

Una mascota es sinónimo de vida, de alegría, de felicidad. Mucha gente todavía no valora todas las cosas que aporta un perro o un gato en nuestra casa. Pero lo cierto es que esa aportación es real y que es bastante complicado que alguien tenga algún argumento en su contra. Por eso, si os sentís solos o necesitáis algún tipo de apoyo moral, sabed que una mascota puede ser una de las soluciones para combatir la desazón. Más tarde o más temprano nos terminaréis dando la razón.

Deja una respuesta