Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Running: Una actividad física con muchos beneficios para la salud

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

El running es una actividad deportiva que además que nos permite conocer rincones de nuestra localidad, nos beneficia a nivel físico, personal y emocional. Y es que se trata de una de las actividades favoritas si se trata de conocer y de ejercitarse.

Ya que es importante que a la hora de considerar un nuevo deporte a realizar se tenga toda la información a la mano, y en especial los beneficios que este nos proporciona, en este artículo nos enfocaremos en conocer todo lo bueno que el running nos ofrece.

Así, para poder definir y entender qué es el Running, contamos con la experiencia del equipo humano de Sport & Balance, especialistas en gestión y acompañamiento deportivo quienes compartieron todo lo referente a este deporte.

¿Qué es el running?

Cuando hablamos de running, podemos encontrarlo también como footing, correr o jogging, que son algunos de los términos más usados en la actualidad para referirse a la carrera continua, el acto por el que alternativamente los pies tocan el suelo a una velocidad mayor que al andar.

Esta disciplina, en principio, la puede practicar cualquier persona y se suele realizar al aire libre, lo que permite no solamente hacer ejercicio, sino disfrutar del espacio donde se realice. Sin embargo es necesario que quien vaya a comenzar en el deporte, lo haga de forma progresiva y que la intensidad vaya subiendo a medida que se va fortaleciendo el cuerpo.

En los últimos años ha aumentado considerablemente el número de personas que se ha sumado al running por los beneficios físicos y mentales que aporta al organismo sin tener demasiados gastos, que es de lo que vamos a hablar a continuación:

Beneficios a nivel físico

Cuando estamos pensando en hacer cualquier tipo de ejercicio, lo ideal es pensarlo como una mejora integral a nuestra vida, pues tener una buena salud es fundamental para que nuestra calidad de vida sea la mejor posible. Por ello, es importante conocer cuales son los beneficios a nivel físico que nos ofrece el running:

  • Mejora el sistema cardiovascular y respiratorio

Practicar constantemente la disciplina del running permite calibrar el ritmo respiratorio y oxigenar mejor el organismo. Esto permite, a su vez, que se gane resistencia física y que se eviten los típicos ahogos de quienes no están habituados a realizar deporte, ocasionados por diversos factores como el aumento de volumen de sangre y mayor capacidad de captación de oxígeno.

Por otro lado, otro de los beneficios en este particular es que los pulmones logran oxigenar con mayor facilidad la sangre, por lo que los músculos respiratorios se fortalecen y permiten que se pueda inhalar y exhalar una mayor cantidad de aire.

  • Evita contraer enfermedades

Hacer deporte en general, fortalece el cuerpo y ayuda a incrementar los anticuerpos, pero en el caso particular del running, practicarlo constantemente disminuye las probabilidades de sufrir diabetes del tipo II, colesterol, hipertensión y obesidad, que son problemas comunes en personas que mantienen una vida sedentaria.

Otro punto importante es que se han realizado estudios que afirman que un entrenamiento regular puede reducir el riesgo de padecer cáncer de mama, de próstata, de colon, recto, endometrio y páncreas, así como también se afirma que alarga la vida de pacientes que ya reciben un tratamiento para estas enfermedades.

  • Fortalece los huesos

Los expertos recomiendan que se realicen ejercicios de impacto para evitar la osteoporosis y otras dolencias óseas, en este sentido el running es un buen método pues mejora e incrementa la densidad de los huesos. Para que el resultado sea óptimo en este particular, es necesario que el ejercicio se complete con una dieta rica en calcio y vitamina D, la molécula encargada de fijarlo en el esqueleto. 

  • Ayuda con los cambios estéticos

Esto se debe a que ayuda a acelerar tu metabolismo basal, que es la cantidad mínima de energía que necesita tu cuerpo para mantener las funciones celulares básicas diarias, esto significa que con un buen entrenamiento y una dieta saludable se logra combatir la obesidad y a su vez, tonificar el cuerpo.

Este -como todos los deportes- se trata un trabajo que, como todo, conlleva paciencia y esfuerzo hasta conseguir resultados. Ya que estos nunca son inmediatos, se debe entender como un proceso a largo plazo, que sin duda ayudará a mejorar nuestro físico.

El  running también tiene beneficios para la piel ya que gracias al aumento de circulación sanguínea y la inhalación de oxígeno, al correr, la piel se mantiene firme y se reduce el riesgo de aparición de las arrugas.

  • Ayuda a regenerar la masa muscular

Con este ejercicio se tonifican no solo las piernas, sino también glúteos e incluso abdomen, espalda y brazos –debido al balanceo que se realiza para mantener el equilibrio-. Tomando en cuenta esto, los profesionales aseguran que, después de la natación, el running es uno de los deportes más completos y donde se trabaja más musculatura, lo que significa que todo el cuerpo obtiene beneficios.

La quema calórica que se realiza en el running ayuda a que el gasto calórico del día aumente y propicie la pérdida de peso o el mantenimiento del mismo, por lo que si el objetivo es adelgazar, los especialistas recomiendan combinar el ejercicio con una buena dieta alimenticia que sea personalizada, además de acompañarla por el consejo de profesionales tanto médicos como del entrenamiento.

  • Fortalece el Sistema Inmune

Un entrenamiento moderado y sin sobreesfuerzos tendrá un efecto muy positivo en el sistema defensivo. Mientras que una sesión muy intensa puede que deje tu sistema inmune más débil después del entrenamiento. Por ello, es necesario que la intensidad de las sesiones vayan en aumento a medida que el cuerpo se va acostumbrando a los cambios, a su vez que es importante que la alimentación sea buena y que se descanse lo suficiente.

  • Ayuda a disminuir la celulitis

Eliminarla por completo es imposible, no obstante, la práctica de salir a correr permite disminuir el porcentaje de grasa en todo el cuerpo y por ende, la acumulación de celulitis.

Beneficios psicológicos y sociales

Así como físicamente el running nos ofrece una cantidad importante de beneficios, a nivel psicológico y social también hay muchos que se pueden considerar, algunos de ellos son:

  • Ayuda a regular el sueño: Especialmente para las personas que sufren trastornos del sueño. Salir a correr regularmente ayudará a mejorar notablemente su descanso, pues el cansancio producido por el entrenamiento ayudará a que se concilie el sueño más fácilmente, aunque es importante recordar que siempre es mejor evitar hacer ejercicio a menos de 4 horas antes de irte a dormir, pues puede tener un efecto contrario y hacer más difícil conciliar el sueño.
  • Combate el estrés y la ansiedad: La práctica de ejercicio en general también tiene beneficios a nivel mental ya que su realización incita la segregación de endorfinas conocidas coloquialmente como las hormonas de la felicidad, por ello, la disciplina del running es una buena opción para disminuir los estados nerviosos.
  • Mejora la concentración: Se ha comprobado que correr ayuda a mejorar la concentración, casi al mismo nivel al que lo logran otras actividades como tocar un instrumento musical. Al salir a correr se ponen en práctica el enfoque a los objetivos, por lo que el cerebro se acostumbra a concentrarse en una meta. De hecho, según algunos estudios tener unos niveles de aptitud cardiorrespiratoria y motora altos pueden, en cierta medida, reducir el riesgo de fracaso escolar, mejorando el rendimiento académico.
  • Ayuda a mejorar la autoestima y a levantar el ánimo: Si se realiza con frecuencia, marcarse objetivos, trabajar para conseguirlos y obtener las mejoras físicas que sufre el organismo consigue aumentar la autoestima del corredor. La superación personal es otro de los objetivos principales de los corredores y cuando se alcanzan esas metas, el sentimiento de satisfacción es tan grande que se incrementa notablemente la autoestima.
  • Vía de socialización: Se puede salir a correr solo, pero también acompañado, de este modo se puede pasar un buen rato en buena compañía, lo que ayuda a intensificar el ejercicio debido al factor reto, pues siempre que se realiza un deporte junto a alguien se tiende a buscar la superación. Lo importante es que sea una competición sana y no forzar el cuerpo a algo que no puede soportar.  Por otro lado, aunque el running se caracteriza por ser un deporte solitario, al no haber competitividad directa este suele ser propicio a estrechar vínculos entre los corredores. Una persona que practique este deporte siempre encontrará un tema de conversación interesante con otra persona que corra y las probabilidades de encontrarse, si realizan sus entrenamientos a la misma hora o en el mismo lugar, son muy altas, lo que evidente amplía el círculo de amigos.

Otra de las grandes ventajas de practicar este deporte es que es económico, pues lo que se necesita es un buen par de zapatillas para poder hacer el entrenamiento de la forma más segura. Luego, a medida que se va avanzando se puede ir mejorando el tipo de zapatillas deportivas según el tipo de carrera, por lo que no solamente es bueno para la salud, sino también para el bolsillo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn