¿Por qué nos hacen tanto bien las escapadas rurales?

Facebook
Twitter
LinkedIn

Viajar es un placer que cualquier persona precia, sin embargo, de todos los destinos que se pueden escoger, hay quienes no desperdician una oportunidad para escaparse a algún paraje rural.

¿Por qué esta predilección por las escapadas rurales? Pues porque nos reportan más de un beneficio, que en muchos casos otro tipo de viajes no puede. Aquí te comentamos cuales son con la ayuda de unos expertos en escapadas rurales, la casa rural de Las Aldabas, por si acaso tienes mucho tiempo si perderte en la naturaleza y estás dejando pasar todos estos beneficios.

El placer de una chimenea

No hay nada como pasar unos días en una hermosa casa rural con vistas a hermosos bosques y paisajes naturales  que además lo hagamos en compañía de una acogedora chimenea.

Cuando estamos en invierno, nuestro cuerpo agradecerá el tiempo frente a la hoguera, ya sea para leer un buen libro, para relajarnos un poco o para disfrutar de la vista fuera. El calor y la tranquilidad que se siente, además del crepitar de un conjunto de llamas a tu lado te regalará un momento de desconexión invaluable.

Permite disfrutar de la naturaleza sin masificaciones

No obstante, las escapadas rurales para estar frete al fuego no solo son un plan de invierno, en verano también se presentan como una gran idea, por ejemplo, para escapar del calor disfrutando de la naturaleza, de la brisa de los arboles y el frescor de alguna caída de agua natural.

Además nos permite aislarnos de las grandes ciudades con todo el calor del movimiento de mucha gente en el transporte público o las calles, y nos permite más bien disfrutar de miles de actividades al aire libre que esperan por el buen clima para sorprenderte, como la escalada, el trekking, el ciclismo, los picnics y más.

Por regla general es más barato

Las escapadas rurales son de los planes más económicos que pueden hacer y esto sin dejar de ofrecerte un montón de actividades y tiempo de calidad con tus acompañantes, o incluso, tu solo,

Los precios de una casa rural frente a un hotel convencional no tienen comparación alguna, más teniendo en cuenta la cantidad de servicios de los que se dispone en esta primera. De hecho, la oscilación de precios de temporada baja a alta no es tan grande, y en invierno suele salir mucho más barata que quedarse en un hotel.

A la cabeza en turismo experiencial

Como ya lo mencionamos antes, las casas rurales nos ofrecen cientos de experiencias para disfrutar, desde las más tranquilas como picnics, barbacoas y la apreciación de la naturaleza y sus especies, hasta actividades de aventura como ciclismo, escalda, rafting y muchas más.

Incluso, dependiendo de donde vayas puedes disfrutar de otras más exclusivas como vivitas a viñedos, queseras, clases de cocina típica y más.

Es un plan  ideal para grupos

Aunque una escapada rural nos sirve para irnos nosotros solos a relajarnos y desconectar o quizá como un plan romántico en pareja, los planes rurales dan para mucho más, siendo una excelente selección para grandes grupos que encontrarán variedad de experiencias al aire libre para todos los gustos. Los pequeños podrán acampar, los más atrevidos hacer escalada y los que quieran desconectar pueden organizar una ruta de senderismo tranquila, para conectar con la naturaleza. Hay para todos.

Deportes y aventuras

Continuando con la idea de la variedad de experiencias y actividades por hacer, hay que resaltar las enormes oportunidades para realizar deportes, sobre todo de riesgo en este tipo de viajes.

La naturaleza te permite experimentar con variedad de deportes al aire libre que no solo te harán vivir momentos inolvidables y emocionantes, sino que trabajarán en favor de tu salud física y mental permitiendo darle movimiento y actividad a tus músculos, favorecerte del aire limpio de la naturaleza y desarrollar algunas habilidades motoras .

El plan de pueblo

Muchas de las casas rurales quedan en pequeños pueblos apartados que guardan su encanto muy particular. Verás que te gustará conocer una nueva parte de tu país, conectar con sus tradiciones, su estilo de vida, conocer a los locales, aprender un idioma nuevo, deleitarte con su gastronomía y su comida típica y más. Es como una completa inmersión cultural que tu espíritu viajero de seguro agradecerá.

Nos sentimos como en casa

Lo mejor de las casas rurales es que por su estilo te hacen sentir como si estuvieras en casa. Estas están diseñadas y gestionadas de una forma muy distinta a los grandes hoteles, y más bien se enfocan en ofrecer una experiencia más cercana, humana, hogareña y privada.

Te aseguramos que al se recibido, el diseño y las amenidades que te ofrecerán, te harán sentir como si estuvieras en una segunda casa.

Silencio. Paz. Intimidad

Lo que tiene una casa rural y que es innegable es su entorno pacífico y calmado, casi en total silencio, que te regalará un  tiempo de paz que no se vive en las grandes ciudades, todas llenas de ruido, caos, y contaminación.

Las casas rurales suelen estar rodeadas de entornos naturales, mucho silencio, mucha paz y con todos sus huéspedes en un estado de relajación y serenidad que te contagiara nada más llegar.

Te aseguramos que será una excelente manera de dejar el estrés y la ansiedad de un lado y reemplazarlas por una buena dosis de calma, quietud y paz metal.

Creatividad al poder

Para siempre ofrecer nuevas y únicas experiencias a todos aquellos que acuden a las casa rurales, estas se esfuerzan en mostrar sus diferentes facetas, naciendo así las casas rurales tematizadas.

Podría pasar que te alojes en una casa al estilo medieval, unas tipo iglú, unas casas coloniales preciosas con ese estilo de antaño como si estuviéramos congelados en el tiempo, casas con estilo budista y adornadas con jardines orientales que se prestan para la meditación y el mindfulness, alojamientos pensados para ver las estrellas y sentir el cielo limpio vigilando tus noches de descanso, etc.

Son el mejor lugar para celebrar una fiesta

Otro de los beneficios que nos ofrecen estos alojamientos rurales es que son perfectos para celebraciones especiales, como cumpleaños, despedidas de solteros, reencuentros con familiares y amigos y demás, ya que ofrecen mucho espacio para grupos de todos los tamaños, cientos de actividades para el disfrute de todos y mucha privacidad. Todo esto siempre en un  entorno único y apartado de la ciudad, lo cual nos hará sentir que estamos haciendo algo totalmente nuevo y diferente para celebrar ese gran momento. Te aseguramos que regresarás a casa con cientos de nuevas memorias que atesorar, ya sea entre familiares o amigos.

Es más fácil que acepten mascotas

Para aquellos a los que nos les gusta separarse de sus mascotas cuando se van de viaje o que de hecho, planean el viaje junto a sus mascotas para disfrutar tiempo de calidad con ellas, encuentran un espacio libre y amigable para hacerlo en las casas rurales.

Ya que se tata de espacios en plena naturaleza, están pensados y adaptados para que sus huéspedes visiten con sus mascotas y disfruten juntos tiempo de calidad al aire libre.

A diferencia de hoteles urbanos que deben cumplir con ciertas restricciones de espacio y convivencia, las casas rurales son muy pet friendly al no tener que adaptarse a todo esto, Solo tienes que buscar la que más les guste a ti y tu compañero de viaje peludo y comenzar la aventura.

Los inviernos son mucho más románticos en una casa rural

Estas casas rurales ofrecen un entorno predilecto para aquellas parejas que quieren vivir una escapada privada y romántica. El diseño, la privacidad y confort de las casas rurales son perfectos para este tipo de viajes, además que muchas veces las actividades se prestan para conectar en pareja, como por ejemplo, las tardes de lectura y una copa de vino frente al fuego, los paseos por la naturaleza agarrados de la mano, los brunch tipo pícnic o el avistamiento de estrellas por las noches.

La gastronomía rural es la reina de la cuchara

Los amantes de la gastronomía tampoco se quedarán indiferentes ante la oferta de una casa rural, ya que estas suelen tener de la comida más típica de las localidades en donde se localizan, muchas vece preparada por los mismos locales que han crecido con los secretos de las diferentes recetas.

Así, no solo degustarás platillos nuevos y de primera, sino que podrás tener contacto con sus ingredientes y hasta formar parte de experiencias culinarias como catas de vino, de aceite de oliva, de quesos, clases de cocina y otras pensadas para convertirte en parte clave del deguste gastronómico.

Recuperamos la España vaciada

Sucede con casi todos los países del mundo, que las ciudades se han ido poblando cada vez más y los pequeños pueblos han ido quedando vacíos y en el olvido. Así que cuando hacemos turismo hacia esos pequeños parajes naturales estamos ayudando a rescatarlos de alguna manera.

Al compartir esta cultura, con los locales y ayudar a la economía de sus múltiples actividades, estamos ayudando a darles una vida digna, a mantener vivo su encanto y a que no desaparezcan.

 

 

Facebook
Twitter
LinkedIn