El plástico, uno de los productos más demandados por nuestra sociedad

Numerosos han sido los estudios y pasos previos hasta que el químico belga-americano Leo Baekeland creó en 1907 la baquelita (denominada así en honor a su creador). Esta fue la primera sustancia plástica fabricada en serie realmente sintética y uno de los primeros polímeros sintéticos termoestables conocidos. A partir de aquí, el gran avance y desarrollo que ha tenido la industria del plástico ha sido espectacular y a ello se unen una serie de factores como su bajo coste de producción y que ofrece multitud de soluciones sostenibles y rentables para una infinidad de industrias de los más diversos sectores como automoción, alimentación, juguetería, embalaje, aeronáutica, construcción, textil, etc. Pero más allá de esto, estas sustancias plásticas también destacan por sus numerosas propiedades, siendo, algunas de las más habituales:

  • Conductividad eléctrica. Los plásticos son malos conductores de la electricidad, por lo que es un material idóneo para utilizar como aislante eléctrico, por ejemplo, en el recubrimiento de cables.
  • Conductividad térmica. Los plásticos presentan una muy baja conductividad térmica, es decir, es un buen material aislante debido a que transmite el calor muy lentamente.
  • Tienen una baja densidad. Por lo que son ligeros, un volumen grande de plástico pesa muy poco
  • Presentan una gran resistencia mecánica. Ello unido a que es un material muy ligero, lo hace indispensable, entre otras cosas, unido a las aleaciones metálicas en la industria aeronáutica.   
  • Combustibilidad. En su composición están presentes el carbono y el hidrógeno, por lo que se funde al aplicarle un poco de calor, por lo que resultan muy combustibles, arden con facilidad y al hacerlo son muy contaminantes. 
  • Presenta un punto de fusión bajo. Lo que lo convierte en un material con una gran plasticidad. Derivado del punto anterior y dado que el plástico se reblandece con el calor es un material muy moldeable, por lo que resulta fácil de trabajar y ello permite la fabricación de piezas con formas complicadas.
  • Resistencia química. Resistente a la corrosión y al ataque de muchos agentes químicos, como los ácidos, que alteran a la mayoría de los materiales en especial a los metales. 
  • Es un material impermeable, pues no absorbe ni puede ser atravesado por un líquido. 
  • Insoluble, es decir no se disuelve en agua. 
  • Tienen un bajo coste de producción, por lo que esta propiedad ha provocado una producción industrial muy importante de este material en pocos años, dando lugar a un uso masivo y una gran popularidad.

En la actualidad, la industria del plástico es cada vez más eficiente en lo que se refiere a la cantidad de materia prima que se necesita para su producción, de este modo podemos ver como a día de hoy se necesita para la producción, por ejemplo, de bolsas de plástico un 70 % menos de materia prima de la que se necesitaba en los años ochenta. En este sentido y teniendo en cuenta que cada vez estamos más concienciados con el medioambiente, una de las compañías más recomendadas en lo que a plásticos se refiere, por su capacidad de adaptarse a las nuevas realidades mediambientales es Bioplásticos Alhambra, una compañía de Granada especializada, desde 1971, en la fabricación de bolsas y film de plástico, comprometida con la calidad y el respeto por el medioambiente, superando con éxito cada una de las auditorías realizadas por Bureau Veritas según la norma ISO 9001 y 14001, estando así mismo adherida al acuerdo voluntario de Ecoembes, que facilita la gestión del punto verde para sus clientes. Por ello y, con estas credenciales sobre la mesa, en el caso de que necesitéis usar plástico en vuestro trabajo y estéis comprometidos con el planeta, nosotros os recomendamos que acudáis a sus servicios. 

Y es que el plástico es realmente fundamental hoy en día ya que, según estudios realizados, en la actualidad se estima que a nivel mundial cada año se producen más de 300 millones de toneladas de plástico, siendo el consumo per cápita a nivel mundial de unos 35 kg. aproximadamente, mientras que solamente en el contienen europeo se estima que es de unos 92 kg. 

El plástico en la industria del juguete

En la industria de la juguetería el plástico es uno de los materiales más utilizados desde siempre por su gran adaptación a los requerimientos que exige este sector, como pueden ser un bajo coste, un fácil moldeado o la posibilidad de obtener formas complejas sin una gran complejidad. Actualmente el sector juguetero es consciente de la necesidad de innovación y mejora de la calidad de los productos y servicios que ofrece a sus clientes y por ello ha decidido apostar por la política de utilización de plásticos no tóxicos y 100 % reciclables que ofrezcan unas mayores características de biodegradabilidad. Estos han sido creados para ser utilizados por niños pequeños que aprenden a explorar el mundo que tienen a su alrededor llevándose los objetos que están a su alcance a la boca, por lo que a día de hoy los plásticos más utilizados en el sector del juguete son productos no tóxicos probados y homologados por las agencias de calidad y que cumplen la normativa europea de calidad como la EN71.

Deja una respuesta