Ideas y trucos para decorar un despacho profesional

Facebook
Twitter
LinkedIn

Un despacho profesional no tiene que ser un espacio aburrido y serio. En la medida de lo posible, los colores y la creatividad pueden ser tus mejores aliados para poder afrontar una jornada más agradable y productiva.

Si bien pasamos muchas horas al día en el trabajo, que mejor que disfrutar de un entorno agradable para la vista. Y si bien crees que un ambiente laboral no puede ser decorado, siempre puedes darle el toque personal que más te guste a tu despacho.

Por eso en este artículo te vamos a dar algunas ideas de decoración para tu despacho profesional, ya sea en tu propia casa o en un local exterior…

  • La iluminación lo es todo en un despacho

Como primer paso para la decoración de un despacho, debes tener en cuenta la luminosidad. Pues no es muy agradable estar encerrado entre cuatro paredes sin saber cómo está el clima o si ya ha anochecido fuera. Pero no sólo por eso, también para cuidar la vista y evitar tener que encender luces artificiales.

Y es que lo mejor sería contar con luz natural y para ello hay que poner ventanales de cierto tamaño.

Por otro lado, si no fuera posible colocar ventanas, puedes optar por la iluminación con lámparas de luces LED, que iluminan sin dejar de lado la elegancia. Coloca los puntos de luz donde más consideres necesario y destaca los rincones del despacho haciendo uso de esto.

Por ejemplo, en los escritorios puedes colocar una lámpara pequeña y en la zona de reuniones una que cuelgue del techo y quede en el centro de la mesa.

  • Escoge muebles poco pesados

Si bien se tiende a pensar que el mobiliario que un despacho necesita debe ser robusto y pesado, lo cierto es que eso cada vez se ve menos y están apareciendo nuevas tendencias de muebles claros, livianos y prácticos.

Por lo que si estás pensando en decorar tu oficina o despacho y tienes que comprar algún mueble, es recomendable que prestes atención a tus necesidades reales y no compres muebles muy grandes si no vas a necesitas tanto espacio de almacenamiento. Por ejemplo, no será lo mismo comprar una biblioteca que unos pocos estantes.

Puedes elegir también muebles empotrados o que tengan doble función con el objetivo de que la zona quede lo menos cargada posible. A la hora de limpiar y concentrarte, esto es un aspecto clave.

  • No te excedas en los detalles

Por supuesto que puedes crear tu propio despacho con el color que tú quieras pero debes tener en cuenta que tiene que haber un equilibrio con los detalles. La idea es que puedas combinar la seriedad con la alegría.

Para la decoración de las paredes te pueden servir cuadros con pinturas famosas, adornos pequeños, algún marco de fotos o carpetas ordenadas.

También puedes usar la decoración en paredes para colocar todos tus marcos con los títulos y diplomas que hayas conseguido a la largo de tu carrera profesional.

  • Pon suficiente espacio para el almacenamiento

Es cierto que todo va a depender de la actividad que desempeñes en tu despacho pero nadie podrá negar que en un despacho profesional se amontonen grandes cantidades de papeles, carpetas, documentos, agendas y sobre todo, útiles como los bolígrafos y demás.

Lo bueno de esto es que puedes ordenar y decorar al mismo tiempo, escogiendo el mejor espacio y recipientes para todo, combinándolos con el resto de la habitación.

Por ejemplo, si tu escritorio tiene líneas rectas, busca lapiceros o cajas para guardar los objetos que no quieres que estén a la vista.

Por otro lado, siempre puedes usar estanterías para guardar las cosas, a la vez que las usas como decoración. Quitan espacio del suelo y evitan que tengas que colgar cuadros y otros objetos en las paredes.

  • Cuenta con accesorios especiales

Seguro que has entrado alguna vez en un despacho y te has percatado de la calidad de algunos accesorios. Pues bien, puedes apostar por tener tú también en tu escritorio accesorios interesantes con los que llamar la atención de tus clientes.

“Algunos accesorios perfectos para escritorios son las tablas o escribanías, que se utilizan para escribir con un toque elegante y profesional. También puedes colocar vades o tarjeteros para aportar un carácter, personal e íntimo”, explican desde Absolute Breton, marca española de artesanía en cuero y piel de Ubrique.

  • Opta por plantas

Un despacho profesional bonito no es tal si no cuenta con algunas plantas o flores. No hace falta convertir el despacho en un vivero pero lo cierto es que la naturaleza tiene muchos beneficios tanto para la salud física como la salud mental.

Existen plantas que purifican el aire y otras que solo son agradables a la vista, otras que sirve de aislantes térmicos y del ruido y algunas que perfuman el ambiente.

Lo mejor es usar plantas naturales ya que las artificiales acumulan mucho polvo y son difíciles de limpiar y no siempre quedan bien.

Facebook
Twitter
LinkedIn