Los arquitectos, un valor indispensable para la construcción española

Todos y todas somos conscientes de la tremenda importancia de un sector como lo es la construcción para un país como lo es el nuestro. Desde mediados del siglo XX, España ha ido creciendo en esta materia y se ha convertido en uno de los países en los que la construcción ha ganado más peso. Y lo cierto es que eso ha hecho que haya una enorme cantidad de personas que se dediquen de una manera profesional a un servicio que se relacione de una manera directa o indirecta con este tipo de actividad. 

Uno de los sectores que se ha relacionado de una manera indirecta con el de la construcción es el que tiene que ver con la arquitectura. A nadie le sorprende que así sea, ya que la labor de un arquitecto es la base sobre la cual debe asentarse el trabajo de los albañiles. No cabe la menor duda de que la existencia de buenos arquitectos en España es algo real y de que esa es una de las mejores maneras de garantizar la salud del sector. Es evidente que, si falta este tipo de profesionales en un territorio en concreto, la calidad de los edificios de sus ciudades y municipios se verá resentida. 

Una noticia que fue publicada en el portal web del diario La Vanguardia informaba de que la llegada del coronavirus había sacudido a este sector, que por otra parte no había terminado de salir del todo de la crisis. La verdad es que es una lástima que así sea. Somos conscientes de que en España hay una enorme cantidad de arquitectos con mucha imaginación y con ganas de trabajar y lo cierto es que las empresas constructoras de este país tienen que confiar en ellos para hacer de nuestras ciudades algo mucho más bonito de lo que ya es de por sí. 

Otra noticia que en este caso fue publicada en la página web de Statista informaba de cuál había sido el ingreso medio de los estudios de arquitectura de nuestro país en el año 2018 en función de su número de empleados. Podemos ver cómo los estudios de un solo empleado suelen ingresar una media de 29.000 euros, una cantidad que suele ser superior en estudios con 2 empleados (casi 48.000 euros) o con entre 3 y 5 empleados (casi 77.000 euros). La verdad es que son cifras que podrían ser mejores, qué duda cabe, teniendo en cuenta la importancia que tiene esta labor en la sociedad actual. 

¿Qué materiales recomiendan los arquitectos? 

Los arquitectos y arquitectas suelen ser personas muy metódicas y profesionales a la hora de realizar su trabajo. Normalmente, suelen aconsejar la apuesta por un material u otro a la hora de construir o reformar un edificio o vivienda. En los últimos años, una de las apuestas que vienen recomendando con más asiduidad es la de los perfiles de aluminio. Es una información que nos han transmitido desde Aluminios Franco, una entidad especializada en este tipo de materiales y que, a causa de lo que os hemos comentado, ha visto aumentada su cantidad de trabajo. 

Lo cierto es que este tipo de material hace un trabajo que es de lo más eficaz y con el que la gente se siente más cómoda y más segura en casa. Se trata de un material que todas las empresas de construcción consideran ya elemental a la hora de realizar su trabajo y que no nos cabe la menor duda que seguirá siendo demandado de aquí a dentro de unos años. Y han sido los arquitectos los que han empezado a poner de moda este tipo de producto con el fin de que una estructura pueda gozar de una seguridad mucho mayor. 

La aportación de los arquitectos a la construcción es de una importancia que no puede ser negada por nadie. Y es una lástima que no todo el mundo valore su trabajo como realmente se debería valorar. Esperamos que, de cara al futuro, esta situación cambie y que este tipo de profesionales pueda gozar de la reputación que realmente merece y que se han ganado a base de mucho esfuerzo y sacrificio. 

El negocio de la construcción estaba creciendo poco a poco cuando llegó el coronavirus a nuestra vida allá por el mes de marzo. La verdad es que este ha sido un trastorno tremendo para todos y que ha hecho que esa evolución ascendente que experimentaba no solo la construcción, sino la economía española en general, se corte de raíz. Hay que prepararse para cuando vuelva la normalidad absoluta, un momento que todos y todas esperamos con avidez y que debe servir para seguir demostrando que España y su construcción siguen siendo una referencia no solo a nivel europeo, sino mundial.

Deja una respuesta