Vinotecas, una alternativa de moda

Vinotecas, una alternativa ideal con cada vez más aficionados. Algo sobre lo que no hay duda, es que un vino bueno se puede malograr en bastante poco tiempo después de que haya salido de la bodega. Se debe almacenar de forma adecuada. Como no todo el mundo puede tener el vino en una bodega, lo más socorrido es contar con una vinoteca como defienden los profesionales del sector de Giona Company.

Se piensa de forma general que cuando se quiere conservar el vino, la temperatura debe ser la ideal. Existen otros aspectos de gran importancia como la humedad, ventilación, vibraciones o la luz.

¿Cómo podemos seleccionar la mejor vinoteca?

Estética

Hay muchos tipos de formas, materias y colores. Siempre hay que tener claro donde la vamos a instalar y que quede bien en el entorno.

Situación

No debe estar situada en un lugar donde reciba la luz del sol de forma directa. No tiene que estar empotrada en armarios que puedan impedir su ventilación. Cuanto menos ruido haya en la estancia será mejor. Los ruidos y el vino no encajan bien.

Clases de vinotecas:

Dependiendo de la estructura

Las hay horizontales y verticales

Horizontales

Se usan para el almacenamiento de vinos que se consumirán inmediatamente.

Verticales

Se piensan para los vinos que se consumen días después de haber sido comprados. El enfriador se sitúa hasta la zona del cuello de la botella en cuestión.

Vinotecas según la zona de enfriamiento:

Existen vinotecas con zonas de enfriamiento monotemperatura, que dan la misma temperatura a la totalidad de la cámara.

 Vinotecas con compresor o termoeléctrica

La de compresor usa idéntico sistema que las neveras convencional. En las convencionales disponemos de un gas de tipo refrigerante que está en estado líquido que se evapora, de tal forma que absorberá el calor. Por lo tanto desciende la temperatura del medio en el que se encuentra el gas, el cual se evapora para comprimirse después por un compresor que lo vuelve a pasar a estado líquido.

En cuanto queda explicado todo esto ya sabemos que el problema más importante de las vinotecas que tienen compresor es la vibración y el ruido. Lo cierto es que en los últimos años los niveles en cuanto a vibración y ruido se han reducido bastante.

El caso es que las vinotecas que tienen sistema termoeléctrica disponen de una serie de ventajas como el tamaño, pues precisan de menor tamaño que el del compresor, lo que hace es una nevera sea más pequeña.

El sistema de tipo termoeléctrico logra temperaturas de gran estabilidad, superiores a las de un compresor.  Uno de los problemas que aparecen es que este sistema depende en buena medida de la temperatura externa, por lo que lo mejor es no colocarla en vinotecas de zonas de la casa en las que la calefacción sea elevada o haya temperaturas de más de 25 grados en verano. Otro de los problemas es que son unos sistemas que llegan a generar bastante calor en la zona de atrás, por lo que lo mejor es que no estén encastrados en los armarios y en las cocinas.

Empotrables o encastrables

Con ellas la nevera se puede integrar en un espacio. Son unas neveras que son parte del mobiliario de cocina. Se instalan de manera sencilla y su aspecto es parecido al de un horno.

Como están en el interior de un hueco cerrado, deben tener ventilación delantera para que funcionen bien. Este tipo de vinotecas se pueden encastrar siempre que se instalen como es debido.

De sobremesa

Son de tamaño más pequeño y tienen de menos capacidad de almacenamiento.

Murales o centrales

Son unas vinotecas que precisan de espacios de gran amplitud y tienen un almacenamiento mayor. Hay que tener en cuenta que la exposición de las propias botellas en un elemento decorativo más en la propia sala.

Dependiendo del material

Todo dependerá del material que se use a la hora de fabricar la vinoteca, la cual podrá estar realizada en hierro de madera o de los dos. Las de madera pueden estar hechas de este material por dentro y por fuera, además de que los estantes del mismo material en el interior le darán un aspecto más clásico. Tanto las vinotecas de madera como las de hierro lo que hacen es combinar las propiedades más destacables de los dos materiales en cuestión.

Ahora, después de todo lo que hemos contado, seguro que sabes ya qué tipo de vinoteca puede ser la más conveniente para tus necesidades. Ahora solo te queda a ti decidir. ¡Suerte en la búsqueda!

Deja una respuesta